Lo Último

2971. Manuel Coto Martínez, un pontevedrés deportado a Mauthausen y muerto en Gusen

María Torres - 19 de enero de 2020


Manuel Coto Martínez nace en la parroquia de Marcón, Pontevedra, el 13 de diciembre de 1912. Hijo de José, cantero de profesión y de Felisa. Nieto por línea paterna de Rosario Coto y por línea materna de Manuel y Rosa. Todos naturales y vecinos de Marcón.

Se conoce la existencia de cuatro hermanos: Enriqueta, José, Benito y Celia. Esta última fallecida cuando contaba tres años de edad.

En el Expediente de Quintas que se conserva en el Archivo Municipal de Pontevedra figuran los siguientes datos: talla de 1,64 cms., perímetro torácico de 84 cms., de profesión cantero como su padre, que sabe leer y escribir. Pasa el reconocimiento médico el 19 de febrero de 1933 y es declarado útil para los servicios auxiliares del Ejército.

Aunque en el Repertorio biobibliográfico do exilio galego: Unha primeira achega, presentado en el Congreso sobre O Exilio Galego en septiembre de 2001, se señala su paso por el campo francés de Vernet, este hecho no ha podido documentarse, ya que no todos los internos eran registrados a su llegada al campo y parte de los archivos fueron destruidos. Si consta su confinamiento en el campo de Septfonds (Tarn-et-Garonne), donde se incorpora a la tercera sección de la 31ª Compañía de Trabajadores Extranjeros que parte del campo el 1 de noviembre de 1939 con dirección a Epinal en los Vosgos.


Aprende de su padre el oficio de cantero. Por una noticia de el diario El País de 11 de noviembre de 1933, conocemos que por entonces trabajaba en la calle Michelena para el Círculo Mercantil, y que de esa obra le fue sustraído un cajón de herramientas propias de su oficio, procediendo a denunciar este hecho en la Comisaria de Vigilancia de Pontevedra.

Se desconoce su participación en la Guerra de España. El nombre de Manuel Coto Martínez figura en una relación de fallecidos del Batallón de Infanteria 201 "Aida Lafuente".

Capturado tras la invasión de Francia por el ejército alemán, es recluido en el stalag XI-B de Fallingbostel, en Baja Sajonia, en el noroeste de Alemania, con el número de prisionero 87568 y deportado a Mauthausen el 27 de enero de 1941 en una expedición de 1472 españoles que parte de la estación de tren de Fallingbostel dos días antes, y entre la que se encuentra el fotógrafo Francesc Boix. Registrado con el número 5123, se desempeña como cantero y albañil.

El 9 de octubre de 1941 ingresa en la enfermería. El diagnostico es ilegible a excepción de una "incisión subcutánea en el dedo índice izquierdo". En el informe figuran dos apuntes indescifrables de fecha 12 y 16 de octubre.

El 20 de octubre es transferido a Gusen. Perece el 2 de junio de 1943. La muerte se registra a las ocho de la mañana y la causa de la misma, según los documentos nazis, se produce por un problema circulatorio. Sus restos fueron cremados tres días más tarde.

El aviso oficial de deceso remitido por las autoridades francesas a las españolas en junio de 1950, tiene como destinatario a Antonio Rodríguez, domiciliado en la calle Alfonso XII, 406 de Barcelona.






No hay comentarios:

Publicar un comentario