Lo Último

185. Proclamación de la II República en Catalunya

Francesc Maciá proclama la República Catalana desde el balcón de la Generalitat. Barcelona, 14 de abril de 1931




Catalanes :

Interpretando el sentimiento y los anhelos del pueblo que nos acaba de dar su sufragio, proclamo la República Catalana como Estado integrando de la Federación ibérica.
De acuerdo con el Presidente de la República federal española señor Niceto Alcalá Zamora, con el cual hemos ratificado los acuerdos presos en el pacto de San Sebastián, me hago cargo provisionalmente de las funciones de Presidente del Gobierno de Catalunya, esperando que el pueblo español y el catalán expresarán cuál es en estos momentos su voluntad.

Al hacer esta proclamación, con el corazón abierto a todas las esperanzas, nos conjuramos y pedimos a todos los ciudadanos de Catalunya que se conjuren con nosotros para hacerla prevalecer por los medios que sean, aunque hiciera falta llegar al sacrificio de la propia vida.

Todo aquel, pues, que perturbe el orden de la naciente República Catalana, será considerado como un agente provocador y como un traidor a la Patria.

Esperamos que todos sabréis haceros dignos de la libertad que nos hemos dado y de la justicia que, con la ayuda de todos, vamos a establecer. Nos apoyamos sobre cosas inmortales como son los derechos de los hombres y de los pueblos y, muriendo y todo si hiciera falta, no podemos perder.Al proclamar nuestra República, hacemos llegar nuestra voz a todos el pueblos de España y del mundo, pidiéndolos que espiritualmente estén a nuestro lado y enfrente de la monarquía borbónica que hemos abatido, y los ofrecemos aportarlos todo nuestro esfuerzo y toda la emoción de nuestro pueblo renaciendo por afianzar la paz internacional.

Por Catalunya, por los otros pueblos hermanos de España, por la fraternidad de todos los hombres y de todos los pueblos, Catalanes, sabed haceros dignos de Catalunya.


Barcelona, 14 de abril de 1931.
El Presidente

FRANCESC MACIÀ



1 comentario:

  1. Me molesta ir de corrector pero hay algún error. El fusilado fue el President Companys bastantes años después. Lo que Macià hizo fue declarar la República catalana en el seno de una federación (es decir, estado federado o confederado) que evidentemente no le dieron permiso. Tras reuniones varias se optó por tirar atrás pero con una cierta dignidad: la recuperación de la Generalitat histórica.

    Años más tarde, tras la muerte del President Macià, su sucesor Companys dio unos pasos más y fue encarcelado, con el gobierno de la Generalitat al pleno. Sólo fueron liberados gracias al triunfo del Frente Popular en los últimos años de la República. Esa liberación duró muy poco: estalló la guerra a los dos meses al final de la cual Companys se exilió a pie, hacia el norte, como tantos otros (Machado, por ejemplo). Fue deportado por los nazis y Franco le dio luego café, que era la medicina que le daba a los díscolos. Murió en el Castillo de Montjuïch fusilado tras haber pronunciado la frase que recoges. Es polémico si la pronunció o no (no estaba Jorge Javier Vázquez para levantar acta del cotilleo) pero como dicen los italianos, si non e vero, e ben trovato (disculpas por las faltas que seguro que hay en mi italiano).

    Macià tuvo razón en una cosa: la República que venga debe ser federal. De lo contrario ya ves: los mismos perros con los mismos collares. Lo que se precisa es un nuevo modelo de estado (y no me refiero a los cambios promovidos por la encantadora Esperaanza). Un abrazo.

    ResponderEliminar