Lo Último

396. El poder es una enfermedad mental




                El poder es una enfermedad mental
                La ambición es una enfermedad mental
                Los bocinazos y las 4X4 son una enfermedad mental
                Creerse más que un río, una hormiga o un árbol es una enfermedad mental
                La competencia es una enfermedad mental
                La prepotencia es una enfermedad mental
                El fútbol es una enfermedad mental
                Las fronteras son una enfermedad mental
                La televisión es una enfermedad mental
                El diario "Las Ultimas Noticias" es una enfermedad mental
                La pobreza es una enfermedad mental
                Las religiones con silicio son una enfermedad mental
                Las ciudades grandes son una enfermedad mental
                La cirugía plástica cosmética es una enfermedad mental
                La indiferencia es una enfermedad mental
                La guerra es una enfermedad mental
                El mercado es una enfermedad mental
                La hombría es una enfermedad mental
                Huifa ya yay yo mato por mi banderita es una enfermedad mental
                La educación es una enfermedad mental
                El Estado es una enfermedad mental
                La hipocresía es una enfermedad mental
                La mente en sí misma es una enfermedad mental
                No amar es la peor de las enfermedades mentales

                Y a los que se sanan
                se les llama
                locos
                niños
                poetas
                amantes
                borrachos
                adictos
                vagabundos
                anarquistas
                o simplemente
                no se les llama



                Mauricio Feller


4 comentarios:

  1. Muy bueno amiga!!
    seguimos buscando la forma de "sanar las mentes......demasiada enfermedad mental para tan mala sanidad.....un abrazote¡¡

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno. Esto me gustó aunque desconozco a Mauricio Feller. Gracias en nombre de todas las mentes enfermas ...

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno. Pero introducir un comentario es más que trabajoso. Este es mi último intento. Creo que persistir en querer publicar un comentario en un blog es una enfermedad mental. (Comprendo por qué no los recibo en el mío)

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno. Pero introducir un comentario es más que trabajoso. Este es mi último intento. Creo que persistir en querer publicar un comentario en un blog es una enfermedad mental. (Comprendo por qué no los recibo en el mío)

    ResponderEliminar