Lo Último

18 de Julio de 1936: Una fecha para la Historia





A las 10:15 horas del 18 de julio de 1936, la emisora Unión Radio Madrid (EAJ-7), difundía un comunicado informando sobre un hecho que conmocionó a toda España: el Ejército de África se había sublevado. El contenido de la noticia, con ser grave, no reflejaba la auténtica trascendencia que el hecho representaba, pretendiendo más que nada, disuadir a los mandos militares golpistas de la península y de las islas, para que no se unieran a la intentona, y por otro lado, tranquilizar a la población e intentar frenar cualquier movimiento de matiz revolucionario (1)

Aquel golpe de estado de naturaleza fascista, arrastraría a España a una cruenta guerra civil, cuyas consecuencias y alcance, en términos cuantitativos, son aún motivo de estudio y en muchos casos, todavía permanecen. A las muertes y destrucciones de la contienda, seguirían cuarenta años de dictadura, con el final de la esperanza de los valores republicanos de justicia y libertad.

Recuperada la democracia tras la extinción de Franco, desde los diferentes gobiernos que se han sucedido en España, se ha intentado borrar de la memoria colectiva la evocación de este aniversario, del que ahora se cumplen 78 años, como si con este silencio, y otros silencios, pactados por los partidos y organizaciones postfranquistas y neodemocráticas, pudieran conjurarse no solo las “razones” de aquellos militares traidores, para romper su promesa de fidelidad a la República, si no la heroica lucha de un pueblo contra la ultraderecha española, el nazismo alemán y el fascismo italiano, sucumbiendo únicamente ante la abrumadora superioridad militar de Franco y sus aliados, y la acción infame -por acción y omisión- de las denominadas “potencias democráticas occidentales”, y de manera especial, Francia, Inglaterra y los EEUU.

Hace unas semanas, se celebra con todo boato el 70 Aniversario del desembarco de Normandía, Hace solo unos días, Paris se vestía de gala para celebrar la liberación de la ciudad, entre otras fuerzas, por los republicanos españoles de la 9ª Compañía de la 2º División Blindada francesa, ondeando la bandera tricolor española entre las que presidían aquellos actos.

Ambas efemérides, han sido promovidas con la participación de las naciones implicadas en aquella contienda, en la que el enemigo a derrotar era el mismo, contra el que la República Española había combatido denodadamente durante tres años. Como afirma mi buen amigo Pedro A. García Bilbao “cada piloto y cada avión alemán, derribados por los republicanos en la guerra civil, fue un piloto y un aparato menos luchando en la Batalla de Inglaterra”.

Cada país europeo, ha tomado del siglo XX sus referentes históricos en la lucha por la libertad. Para todos –menos para España y el Vaticano- ha sido la derrota del nazifascismo, mientras que para otros, ha sido el final del stalinismo y la caída de Muro de Berlín.

¿Y para España?

Los gobiernos de la transición, así como los del PSOE y los del PP, decidieron mantener la orfandad de nuestro país de estos referentes, negándonos a los españoles el derecho al conocimiento de páginas de nuestra historia, marcadas por su ejemplaridad, como lo es haber sido España el único país occidental que se defendió con las armas en la mano, contra un golpe de estado interior, destinado a subvertir el orden democrático implantando una dictadura.

El 18 de julio debe quedar impreso en la cultura democrática de los españoles, como la fecha en que el pueblo se defendió contra quién decidió arrebatarle sus derechos, y su protagonismo como parte esencial de un proyecto colectivo y democrático. Si ahora los gobiernos del PPSOE lo impiden, dentro de poco lo hará el gobierno de la III República Española.

Calabardina, 17 de julio de 1936.

¡Viva la República!

Floren Dimas
Delegado de AGE para la Región de Murcia.




(1)   TEXTO DEL COMUNICADO DEL GOBIERNO DE LA II REPÚBLICA DEL 18 DE JULIO DE 1936.

“Se ha frustrado un nuevo intento criminal contra la República. El Gobierno no ha querido dirigirse al país hasta conseguir conocimiento exacto de lo sucedido y poner en ejecución las medidas urgentes e inexorables para combatirlo.

Una parte del Ejército que representa a España en Marruecos se ha levantado en armas contra la República, sublevándose contra la patria propia y realizando un acto vergonzoso y criminal de rebelión contra el Poder legítimamente constituido.

El Gobierno declara que el movimiento está exclusivamente circunscripto a determinadas ciudades de la Zona del Protectorado y que nadie, absolutamente nadie, se ha sumado en la Península a este empeño absurdo. Por el contrario, los españoles han reaccionado de un modo unánime y con la más profunda indignación la tentativa reprobable, y frustrada ya en su nacimiento.

El Gobierno se complace en manifestar que heroicos núcleos de elementos leales resisten a los sediciosos en las plazas del Protectorado, defendiendo con el honor del uniforme el prestigio del Ejército y la autoridad de la República.

En estos momentos las fuerzas de tierra, mar y aire de la República que, salvo la triste excepción señalada, permanecen fieles al cumplimiento del deber, se dirigen contra los sediciosos para rechazar con inflexible energía un movimiento insensato y vergonzoso.

El Gobierno de la república domina la situación y afirma que no ha de tardar en anunciar a la opinión pública que se ha restablecido la normalidad”.        

¡Sin vacilaciones: hasta el fin!



No hay comentarios:

Publicar un comentario