Lo Último

1938. Homenaje en Tui "As mulleres galegas asasinadas e represaliadas"




María Torres / 19 Abril 2016

Un año más ha tenido lugar en Tui el homenaje a los represaliados, organizado magistralmente por el colectivo Levada Libre, y en esta ocasión dedicado de forma muy especial a las mujeres gallegas asesinadas y represaliadas por el franquismo, aunque sin olvidar la memoria de otros muchos vecinos represaliados como Ángel Gómez Cortés, natural de Camposancos, A Guarda, que murió en el campo nazi de Mauthausen en 1942; José Urgal Fernández, marinero natural de Malvas, que falleció en el Fuerte de San Cristóbal con 25 años; Daniel Robado Castro, natural de Tomiño, preso también en el Fuerte de San Cristóbal y coautor del himno de los fugados; Amador Rodríguez Solla, "El tarzán", natural de Salceda, que fue él último preso de la fuga de San Cristóbal que volvieron a apresar.

También se recordó y se rindió homenaje a Mercedes Núñez Targa, la que fuera secretaria de Pablo Neruda y una mujer que sufrió la cárcel, el exilio y la deportación al Campo nazi de Ravensbrück. Falleció en Vigo en 1986.

La lluvia impidió la concentración en el monumento a los represaliados del 36 sito en la Alameda, por lo que el acto fue trasladado al Salón polivalente de la UNED de Tui en el antiguo convento, instituto y cuartel de Santo Domingo, que se encontraba repleto de público. Fue conducido por Manuel Rodríguez de Levada Libre. Tras una muñeira de bienvenida a cargo de Patricia Rincón, tomó la palabra Manuel Vázquez de la Cruz para hablar del horror de la guerra, un testimonio emocionado sobre las viudas de la represión franquista:

"Os ollos e o ollar daquela muller enlutada quedaron para sempre moi dentro de min. No seu recordo quero rendir meu testimonio emocionado a todas as viuvas víctimas da rebelión fascista contra a segunda República.

Cando a conocín, falaba do seu home, de como llo mataran, da boa persoa que era, de canto o botaba de menos e defendía a súa memoria. Facíao erguida, seria, valente e orgullosa. Do mesmo xeito que o fixera nun vagón dun tren cheo de viaxeiros ante un asasino que presumía de selo".

María Carmen Lores, nieta de Aurelio un represaliado al que nunca llegó a conocer, habló de la represión femenina en su familia, centrándose en la figura de su abuela Isolina; Julián Jaso habló de la muerte de Evangelina, su tía, que tenía 26 años cuando fue fusilada por los franquistas, así como de su abuelo Enrique y su tío Pepe también ejecutados. También recitó un poema de Olga Orozco dedicado a su su tía:

Evangelina

Duerme aquí Evangelina.
Su dulce tierra fue tan leve
que en un día cualquiera la invadieron los cielos.
En ningún corazón tatuó su nombre como en una corteza.
Ningún semblante amado se sumergió en la aureola de su sueño.
Alguien recuerda a veces vagamente su vestido celeste:
“Acaso es el color de esa estación brumosa que envolvió con sus gasas las altas alamedas...
o quizás el hechizo de algún cuento de infancia
donde había una barca abandonada llevando entre las noches de cierto aniversario
unas pálidas flores por los ríos”.
Nadie lo sabrá nunca.
No es ésta la morada de ninguna memoria,
de ningún olvido.
Por eso aquí la hierba es sólo hierba,
pero hierba celeste.

Xosé María Álvarez Cáccamo, habló de la represión en su familia, con un recuerdo especial a su abuelo Dario Álvarez Limeses, ejecutado a los 58 años y dió lectura al poema "No soto das Caldeiras que ferven"; María Torres recordó la figura de Mercedes Núñez Targa, acompañada por el hijo de la resistente antifranquista, Pablo Iglesias Núñez.

Carmen Penim, cantante de 2ndFronteira presentó en primicia un nuevo trabajo: El proyecto ELLAS, sobre las mujeres de la Guerra. Interpretó, acompañada de Maurizio Polsinelli, integrante del grupo, As Marías en punto, un poema de Helena Villar musicalizado por Carmen que también cantó Venceremos nós.

Blanca Francés entonó No nos moverán y Maurizio Polsinelli interpretó a piano el Himno de Riego y el Himno Galego, ambos entonados por todos los presentes y con los que  se cerró el acto lleno de memoria y emoción desbordada.

A continuación todos los asistentes se desplazaron al monumento en honor de los represaliados para realizar una ofrenda floral y tras ella se aproximaron al paredón de la Alameda de Tui, junto al que se plantó un olivo como símbolo de paz y memoria.  Después de procedió a la suelta de ochenta palomas en recuerdo a las 80 mujeres gallegas asesinadas por los sublevados.

Para finalizar el parador de Tui acogió una comida de confraternidad republicana a la que siguió un acto lúdico de baile, canciones y música.

A todos los asistentes se les hizo entrega del tercer libro de Memoria e Sentimento, y que se puede solicitar en pdf a Levada Libre a través del correo: levadalibre@gmail.com








3 comentarios:

  1. También recuerdo a GUMERSINDO RODRIGUEZ, panadero de Tui, que colectivizó la panadería. Murió en el Monte Aloya junto con más compañeros que tuvieron que huir, después de haber resistido durante 7 días el ataque de los fascistas en la Carretera de Porriño. Era el Secretario General de la C.N.T. tudense. Por desgracia la familia después no ha querido volver a hablar del tema.
    Nosotr@s, militantes de la C.N.T. que volvimos a refundar el Sindicato a mediados de los años 80, le dedicamos la primera portada de la Revista "ACRACIA" portavoz de la Federación Local de Sindicatos de la C.N.T. de Tui una vez que volvimos a hacernos visibles.

    Si pensaron l@s fascistas que asesinándoles conseguirían que nos olvidásemos de ell@s, ¡QUE CONFUNDIDOS ESTABAN!

    Su recuerdo, su trabajo y sus ganas por hacer UN MUNDO MEJOR Y JUSTO son la guía tanto de nuestro presente como de nuestro futuro.

    Pero ante todo:

    ¡¡RESPETO Y HONOR A L@S CAÍD@S!!

    Salud y Revolución Social.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Tarisicio. Me conta que Gumersindo ya fué homenajeado, y creo que su biznieta, está investigando su historia.

      Salud!

      Eliminar
    2. Hola Tarsicio. Soy nieta de Gumersindo. Su familia lleva muchos años hablando de el porque no queremos que su figura caiga en el olvido. Como puedo conseguir un ejemplar de esa revista?

      Eliminar