Lo Último

2255. Recordando a Rosario de Dompablo Pastor

Milicianas del Batallón de Acero en el frente de Guadarrama, 1936



Recordando a mi tía, Rosario de Dompablo Pastor, desaparecida en San Lorenzo del Escorial (Madrid), en el año 1936. Miliciana, afiliada al Partido Comunista de Madrid, con 20 años de edad, nacida en Zarzalejo (Madrid). 

Se fue a despedir de su madre y de su hermana, un domingo, habiendo comprado previamente ropa y unas zapatillas para llevarse al frente. Se despidió de ellas tomando la carretera de Guadarrama, camino a La Cabrera y nunca más se volvió a saber de ella. En esa carretera había un control puesto por el Alcalde de la Villa de El Escorial, pueblo cercano, y suponemos que nunca pasó del citado control.

Meses atrás, durante un mitin celebrado en el Cine Lope de Vega de San Lorenzo de El Escorial, el alcalde habló mal del Partido Comunista y de los militantes, afirmado entre otras cosas, que los hijos nacidos en familias comunistas, les serían arrebatados por el gobierno, no volviendo a verlos jamás. Ante estas afirmaciones, Rosario de Dompablo Pastor se levantó, haciendo frente al alcalde y defendiendo al Partido Comunista y a sus seguidores, firmando en ese mismo momento su sentencia de muerte.

El alcalde de El Escorial de Abajo era Dionisio López Salinero, también sospechoso de la desaparición de Carmen Cabezuelo, y fue fusilado al término de la guerra en el cementerio de San Lorenzo de El Escorial. Precisamente el barrio del cementerio fue el lugar de la niñez del que suscribe.

La pena más grande que tuvo mi madre era saber el paradero de su hermana Rosario. Con el transcurrir del tiempo un amigo mío, médico de profesión, me dice que ha visto a mi tía en un libro que está leyendo y cuyo título era “Memorias de Juan Negrín”. En ese momento experimenté una sensación de esperanza, deseando que hubiera tenido mejor suerte que la que la familia le había supuesto durante muchos años, y me puse a investigar.

Encontré a una persona llamada Feliciana López de Dompablo, nacida en 1906 en San Lorenzo de El Escorial, calle Cañada Nueva y fallecida en Francia, el 28 de diciembre de 1987.

Estas dos mujeres tenían en común que eran primas.

De mi tía Rosario, nunca más supimos nada. Solo pequeños comentarios que se hacían entre la gente del pueblo referentes al alcalde, ya que cuando los vecinos le preguntaban:

- Dionisio, el pueblo pasa hambre.

Él contestaba:

- Que se jodan. Mientras mis hijos no pasen hambre, todo va bien.

Pero, realmente sus hijos se criaron cogiendo carbón que caía de los vagones en la estación de tren del pueblo, y su mujer subía a trabajar a un hotel que había en San Lorenzo del Escorial, llamado “Hotel Escorial”, siendo compañera del hermano del que suscribe; sufriendo las consecuencias derivadas de los actos de su marido.

Durante mi niñez tuve que soportar comentarios descalificativos sobre mi tía y sobre las milicianas. Hoy sé que fueron mujeres valientes y entregadas por una causa que ya quisieran muchas personas haber tenido, antes y ahora, dando su juventud y en muchas ocasiones su vida, por una sociedad mejor. Sólo el tiempo nos dirá si estaban en lo cierto o estaban equivocadas, ya que todo lo que se impone por la fuerza no deja de ser una dictadura, tanto capitalista como comunista.

Como conclusión a los pocos datos de que dispongo de la vida de mi tía Rosario, puedo decir que su desaparición fue supuestamente debida a un acto machista y personal de un alcalde de la República, sin tener que echar más culpas al franquismo.

Retomo la historia de Feliciana López de Dompablo. Hacer una mención especial a Dña. Carmen Negrín, nieta de Juan Negrín, y persona que se encargó de cuidar de Feliciana en los últimos años de su vida, guardándole a día de hoy cariño y respeto, así como un recuerdo imborrable.

Su abuelo era mi bisabuelo, por lo tanto somos primos en orden descendiente, pero compartimos el mismo apellido. Es por ello mi derecho de recordar al pueblo de San Lorenzo de El Escorial, que esta mujer fue compañera de vida de Juan Negrín, último presidente de la República, entregando su vida a él y a una causa noble y justa.

No hablaré más de ella, puesto que su biografía está publicada en Internet, y cualquier persona interesada en la misma, puede consultarlo en cualquier momento. Sólo reiterar a sus paisanos de San Lorenzo de El Escorial, que tiene todo el derecho a ser recordada como cualquier otro hijo del pueblo.


José Luis Pérez de Don Pablo, 1 de septiembre de 2015


Nota: No es mi intención resucitar fantasmas del pasado, sino recordar como se merece a mis seres queridos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario