Lo Último

2487. La ayuda fascista italiana a Franco

En agosto de 1936, la Italia oficial, había ya dado su adhesión formal al pacto de "No Intervención". He aquí una parte del texto de la nota que el Ministro de Negocios Extranjeros italiano, Ciano, remitió el 21 de agosto de 1936 al Embajador de Francia en Roma.


Sr. Embajador:

Tengo el honor de referirme a las conversaciones que he tenido con vuestra excelencia, relativas a la cuestión do ''no intervcnción" en los asuntos españoles, lo mismo que a las observaciones hechas por mí al principio con motivo de los límites a que debía ser llevada la "no intervención" para  ser verdaderamente eficaz. Después de estas conversaciones y con la intención de hacer de ellas, en lo que concierne a mi Gobierno, todo lo que sea natural para facilitar y estimular la conclusión de un acuerdo, tengo el honor de informar a vuestra excelencia, que el Gobierno italiano se compromete, con arreglo a las cláusulas propuestas por el Gobierno francés, a lo siguiente:

Primero.- Prohibir toda clase de exportaiciión directa o indirecta, la reexportación o el tránsito con destino a España, posesiones españolas y zona española de Marruecos, de cualquier clase de armas, municiones y material de guerra, así como también de aeroplanos montados o desmontados y barcos de guerra.

Segundo.- Aplicar esta prohibición a todos los contratos en vías de ejecución.

Tercero.- En relación a los otros Estados interesados, mantener con ellos una comunicación recíproca de todas las medidas tomadas con vistas a dar el mejor efecto a esta declaración.

Ciano


La prensa fascista, habla sin embargo un lenguaje algo diferente de estas declaraciones oficiales. Así, por ejemplo, el "Roma Fascista" escribía el 2 de diciembre de 1936:


La comedia de la "no intervención" está terminada. Para nosotros, jamás había comenzado..., el fascismo está de nuevo en línea; él lucha y él vencerá... Nosotros combatimos en España que es actualmente el sector más vivo de nuestra guerra mantenida desde hace 17 años.. En el día de hoy, Franco es el jefe de la Revolución que podemos llamar nuestra Revolución hermana y nosotros estamos idealmente, espiritualmente y materialmente, con las armas en la mano, en formación de combate, con él y con sus legionarios... Nosotros combatimos y nosotros venceremos en España como hemos combatido y vencido en todos los frentes donde el Duce nos ha llamado a combatir. Las ilusiones son inútiles; ningún compromiso desde este momento es posible.


Facetas de la actualidad española,  La Habana,  julio 1937






No hay comentarios:

Publicar un comentario