Lo Último

276. Tratado secreto entre el Gobierno de Franco e Italia






El gobierno Fascista y el Gobierno Nacional español, unidos en la lucha común contra el comunismo, que en este momento más que nunca amenaza la paz y la seguridad en Europa, […] han procedido, a través de sus representantes respectivos en Roma y Burgos, a un examen profundo de los problemas que interesan a los dos países, llegando, de mutuo acuerdo, a las conclusiones siguientes:

1. El Gobierno Fascista continuará prestando al Gobierno Nacional español su apoyo y ayuda para mantener la independencia e integridad de España tanto en el Continente como en las colonias y para restablecer el orden interno en lo social y en lo político. […]

2. El Gobierno Fascista y el Gobierno Nacional español, convencidos de las ventajas que para ambos países y el orden político y social de Europa nacen de una estrecha colaboración, mantendrán contacto y se consultarán uno a otro sobre cualquier problema que afecte a ambos países, especialmente en los relativos al Mediterráneo occidental, ante los cuales actuarán de acuerdo y se concederán recíproca ayuda para la protección efectiva de sus intereses respectivos.

3. Cada uno de los dos Gobiernos se obliga a no participar de ninguna forma en coaliciones o acuerdos entre poderes que puedan ser dirigidos contra la otra parte y a no participar en ninguna medida militar, económica o financiera, que vaya dirigida contra la otra persona. […]

4. El Gobierno Fascista y el Gobierno Nacional español están de acuerdo en que el artículo 16 de la Liga de las Naciones, tal como está formulado en el presente y ha sido interpretado y aplicado, contiene graves peligros para la paz y debe ser revocado o cambiado fundamentalmente. En todo caso, y empezando desde este momento, tan pronto como una de las dos naciones se encuentre envuelta en un conflicto con uno o varios países o se apliquen medidas colectivas de naturaleza militar, económica o financiera, la otra nación se obliga a adoptar una actitud de benevolente neutralidad y asegurar todas las mercancías que necesite, así como facilidades para el uso de puertos, aeropuertos, ferrocarril, carreteras de tránsito y tráfico naval indirecto. […]

5. El Gobierno Fascista y el Gobierno Nacional español reconocen la posibilidad y la ventaja para ambos países de intensificar al máximo las relaciones económicas de todas clases que existen entre ellos y las comunicaciones respectivas por mar y aire. […]

En testimonio de lo cual se firma el protocolo presente.


Documents on German Foreign Policy, Serie D, vol III, Londres, 1951, p. 147






No hay comentarios:

Publicar un comentario