Lo Último

321. Antonio Vallejo-Nájera. Desenmascarando fachas.


Muchos miembros del franquismo hoy están olvidados y ya casi nadie conoce las atrocidades que cometieron durante la dictadura, militares, falangistas, eclesiásticos, guardias civiles. El tiempo y el olvido a jugado en su favor y ya no se mantiene viva la memoria de las personas a las que tanto daño hicieron en esa etapa oscura de la historia de España.

Antonio Vallejo-Nájera es uno de esos personajes, hoy en día desconocido por muchos, pero que causó tanto daño a las personas, principalmente mujeres, que es injusto desde todo punto de vista que hoy no se difunda su historia, para que todos seamos conscientes de sus fechorías. Vamos a dar luz al conocido como doctor Menguele español.


SUS COMIENZOS.

Psiquiatra, titulado en la Universidad de Valladolid, donde acabó sus estudios en 1909, pronto se incorporó al ejercito en Sanidad Militar. En el año En 1917 es nombrado Agregado a la Embajada de España en Berlín. Allí conoce a militantes del partido nazi y distintos psiquiatras nazis, en esa estancia determina su total fanatismo a esta ideología. Regresó a España en 1930 donde trabajó en la Clinica Psiquiatrica Ciempozuelos. Al comenzar la Guerra civil el coronel Vallejo-Nájera era profesor de Psiquiatría en la Academia de Sanidad Militar. No tardó en dirigir los Servicios Psiquiátricos del Ejército franquista y escribió extensamente sobre la degeneración de la raza española, que, según él, habría ocurrido durante la República. Pronto consiguió que Franco creara el el Gabinete de Investigación Psicológica del Ejercito. Llegó a pedir que se retomara la Inquisición, como forma de defender la "raza" hispana.


SU BÚSQUEDA DEL "GEN ROJO".

Entre diciembre de 1938 y octubre de 1939, realizó diversos estudios encaminados a demostrar que las personas de ideología marxista tenían algún tipo de tara mental que les hacía vulnerables. El denominado "Gen Rojo". Así quedó reflejado en parte de sus obras (Eugenesia de la hispanidad y regeneración de la raza o Psiquismo del fanatismo marxista). Para realizar los estudios utilizó un grupo de Brigadistas Internacionales, prisioneros en el Campo de Concentración de San Pedro de Cardeña y a 50 presas republicanas recluidas en la Cárcel de Málaga Publicó un estudio en "Psiquismo del fanatismo Marxista." Revista Semana Médica Española, 1939. Donde concluía con tal afirmación:

"La inferioridad mental de los partidarios de la igualdad social y política o desafectos. La perversidad de los regímenes democráticos favorecedores del resentimiento promociona a los fracasados sociales con políticas públicas, a diferencia de lo que sucede con los regímenes aristocráticos donde sólo triunfan socialmente los mejores".

En el Campo de Concentración de San Pedro de Cerdeña, es donde llevó a cabo sus estudios con los prisioneros de las Brigadas Internacionales, pero según contaron los supervivientes por ese centro pasaron miembros de la Gestapo que tomaban mediciones antropométricas e interrogaban a los prisioneros. También recuerdan que a San Pedro llegaron dos científicos alemanes que hicieron diversos test. Los nazis una vez conseguida su finalidad, que por esos entonces eran desconocidas abandonaron el país para continuar con sus estudios en la Alemania de Hitler.


JUSTIFICACIÓN PARA EL ROBO DE NIÑOS.

También realizó un estudio con 50 mujeres presas en la cárcel de Málaga. El odio que sentía sobre las mujeres marxistas o de cualquier otra tendencia de izquierdas quedó reflejado en diversos estudios publicados por revistas científicas y libros. Todos conocemos el robo de niños por parte del franquismo, pero poco se conoce sobre que Vallejo-Nájera, fue el instigador de esos robos. De uno de sus estudios se deduce que lo mejor es robar los niños de corta edad a las madres marxistas, término éste que, engloba todo tipo de ideología de izquierdas. La conclusión que él hacía para considerar pertinente los robos de niños, decía así: "La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto anteriormente en otros trabajos. La comprobación de nuestras hipótesis tiene enorme trascendencia político social, pues si militan en el marxismo de preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación de estos sujetos desde la infancia, podría liberar a la sociedad de plaga tan terrible".

Con esto se pretendía dar un manto pseudo-científico al robo de niños que durante tantos años se llevo a cabo en España principalmente a mujeres afines a la República, al marxismo, al socialismo y mujeres que defienden una vida mejor para el género femenino. La Falange utilizó ésta teoría macabra para redactar una guía que debía de seguirse cuando se llevaban a cabo dichos robos. La dictadura y todas sus instituciones, incluida la iglesia católica abrazaron tales teorías para justificar lo injustificable. Arrancar un hijo de los brazos de su madre es del todo punto repudiable, pero no sólo es culpable de ello la monja que se lo arranca, que también, pero no menos culpable es quien en base a estudios de escasa consideración científica los propone con el fin de garantizar un mejor futuro.

Sus estudios no llegaron nunca a tomarse de forma seria para la psiquiatría, más allá de utilizarlos en el robo de niños de países como Argentina con Videla o Chile con Pinochet. Valieron para poco, pero el daño que ejerció sobre la mujer fue tan grande que todas lo arrastraron hasta los últimos días de sus vidas. Vaya por ellas y por la memoria de cada una, esta pequeña reseña para que no olvidemos a un ser que las cubrió de terror.

 
Salud y República.


Roberto Marcos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario