Lo Último

472. Ángela Sempere Sanjuán, maestra de la República




Nacida en el seno de una familia de clase trabajadora, estudia en la escuela pública de Banyeres y trabaja en el taller familiar hasta que, a los 18 años, ingresa en la Escuela Normal femenina de Alicante, consiguiendo el título de Maestra de primera enseñanza superior en 1910.

Se traslada a Madrid como maestra interina en escuelas públicas, da clases particulares para costearse la matrícula en la Escuela Superior de Magisterio, sección de ciencias. Durante su estancia reside en la escuela de señoritas de María de Maeztu gracias a una beca.

En 1920 es nombrada Inspectora en Palma donde desarrollará una gran labor pedagógica y feminista. Durante su estancia en la isla forma parte de la junta directiva de la sociedad "Foment del Civisme" y colabora en la creación de una sección femenina de dicha sociedad, también se hace cargo de la página femenina de La Vanguardia Balear. A través de la sociedad impulsa la creación de nuevos escuelas femeninas y de centros educativos para facilitar y mejorar la educación de las mujeres a través de conferencias, clases y talleres, crea una guardería para hijos de las socias.

Durante la dictadura de Primo de Rivera es trasladada a Tarragona hasta 1931 que es destinada a Murcia. En 1932 es destinada a la Inspección de Valencia. Es en esta ciudad donde desarrolla una gran labor profesional dinamizando los centros de colaboración pedagógica en el área que está bajo su responsabilidad. En 1936 es nombrada Inspectora Jefe de Primera Enseñanza cargo en el que permanece hasta el final de la guerra.

Mujer comprometida profesional, política y sindicalmente, miembro de la Casa del Mestre, afiliada a FETE-UGT, perteneciendo a la ejecutiva, en julio de 1936 es nombrada vocal de la Comisión de Depuración del Magisterio en representación de la Federación. Se afilia al Partido Comunista y participa en muchos actos antifascistas.

Feminista convencida, defiende el sufragio femenino y la coeducación en las escuelas valencianas.

Acabada la guerra es detenida y encarcelada en la Prisión de Santa Clara donde coincide con varias maestras. Sometida a consejo de Guerra en 1939 es condenada a 20 años de prisión, también es depurada y dada de baja definitiva en el escalafón .

Tras salir en libertad en 1944 ejerce la docencia en la academia Sempere. Solo consigue ser readmitida en el Magisterio en 1964 poco antes de su jubilación.








No hay comentarios:

Publicar un comentario