Lo Último

471. Teresa Alvajar López, memoria de una republicana.


“Xa ves que sigo coas miñas lecturas e practicando o meu idioma. Que pracer! Xa ves que intento recuperar a miña lingua, a que me arrebataron os “salvadores de España”, criminais, o que fixeron de min”. 


Eso me decía Mª Teresa Alvajar en una carta del 2008. Le robaron su lengua, la apartaron de su tierra, con la que sigue soñando cada noche: sueña que regresa, que pasea por las calles coruñesas y que llega a la plaza de María Pita desde donde mira la ventana de la oficina donde trabajaba su padre. Y cada mañana, después de este viaje anhelado, despierta cansada y triste.

Con Teresa Alvajar López. Memorias dunha republicana se recupera una voz más de la memoria democrática, una voz necesaria que nos acerca momentos transcendentales (República) y períodos verdaderamente traumáticos (guerra y franquismo) de nuestra historia. Un relato que enriquece el conjunto de textos memorialísticos de autoría femenina publicados en los últimos años. Una historia de desarraigo violento, duro,  aderezado de extrañeza, soledad, incertidumbre y penurias en la búsqueda de la supervivencia. Unas memorias que no van a dejar indiferente a nadie.

Gracias, Teresiña, por confiarme la edición. Aunque mañana no puedes acompañarnos en Pontevedra, siempre estás conmigo/ con nosotras y nosotros en el pensamiento.


Aurora Marco.


*


“Xa ves que sigo coas miñas lecturas e practicando o meu idioma. Que pracer! Xa ves que intento recuperar a miña lingua, a que me arrebataron os “salvadores de España”, criminais, o que fixeron de min”. 


Iso dicíame Mª Teresa Alvajar nunha carta do 2008. Roubáronlle a súa lingua, apartárona da súa terra, coa que segue soñando cada noite: soña que regresa, que pasea polas rúas coruñesas e que chega á praza de María Pita desde onde mira a fiestra da oficina onde traballaba o seu pai. E cada mañá, logo desta viaxe anhelada, esperta cansa e triste.

Con Teresa Alvajar López. Memorias dunha republicana recupérase unha voz máis da memoria democrática, unha voz necesaria que nos achega momentos transcendentales (República) e períodos verdadeiramente traumáticos (guerra e franquismo) da nosa historia. Un relato que enriquece o conxunto de textos memorialísticos de autoría feminina publicados nos últimos anos. Unha historia de desarraigamento violento, duro, aderezado de estrañeza, soidade, incerteza e penurias na procura da supervivencia. Unhas memorias que non van deixar indiferente a ninguén.

Grazas, Teresiña, por confiarme a edición. Aínda que mañá non podes acompañarnos en Pontevedra, sempre estás connosco e nós no pensamento.


Aurora Marco.

(Traducción al gallego: Gabino Alonso)















No hay comentarios:

Publicar un comentario