Lo Último

513. Veneranda García-Blanco Manzano, maestra de la República

 
Veneranda, había nacido en Asturias en 1893. De familia de maestros, siguió los estudios de Magisterio, en la Escuela Normal de Oviedo.

En 1928 se afilia a la asociación General de Maestros que se convertiría en la FETE.

Como maestra desempeñó una labor destacada en Asturias, su provincia natal, y allí inició su intervención en política, participando en la creación del Círculo Republicano de Llanes en 1931, año en el que también ingresó en el PSOE. Pronto presidió la Agrupación Socialista de Llanes.

Apenas quedan publicaciones suyas ni testimonio de sus intervenciones en el Parlamento español, pero su apoyo a la Revolución de Asturias de 1934, en la que no ha sido probado que participase le valió ser detenida.

Como diputada socialista se distinguió por su lucha en defensa de la igualdad jurídica, social y política de la mujer.

A principios del 38 se trasladó a Castellón trabajando en la Inspección Provincial de Primera Enseñanza; fue también Vocal del Tribunal de Espionaje. Al final de la guerra se exilió y se instaló en México donde al poco de llegar sufrió una enfermedad ocular que la dejó ciega, lo que no le impidió retomar su actividad política.

Partidaria de Negrín fue expulsada del Psoe en 1945 y poco después, en 1947, se afilió al PCE, y desarrolló algunas funciones políticas en los últimos años del franquismo, con frecuentes contactos con la clandestinidad del interior, hasta su vuelta definitiva a Oviedo en 1977.






No hay comentarios:

Publicar un comentario