Lo Último

552. La tragedia de Loma Candelas (Marmolejo, Jaén)

Compartimos la petición realizada por "Todos los nombres de Porcuna", por considerarla de gran interés.

En  nuestras  continuas pesquisas por los archivos del pasado nos hemos topado recientemente con el sumario abierto por los asesinatos y detenciones del grupo guerrillero y enlaces de lo que quedaba de las partidas del “Vídrio”, los hermanos "Jubiles" y "El Portugués". Se trata de un expediente prolijo en detalles, y entre otros documentos se conserva en él dos cartas y una fotografía; así como las autopsias realizadas a cuatro guerrilleros y un enlace asesinados por la Guardia Civil en Loma Candelas (marmolejo, Jaén), en la madrugada del 8 de enero de 1944. Se trata del veterano Juan Cachinero Montoro, "El Obispo", natural de Cardeña, con tres disparos; Baldomero Arévalo García,  "El Buen Gusto", de Marmolejo, con cuatro disparos; Mateo Alcalá Cabanillas, "El Berja", de Bujalance, del que se conservan dos cartas elegiacas, presentando seis disparos, dos de ellos en la cabeza; Manuel Alcalá Cabanillas, "El Berja", hermano del anterior, también de Bujalance y apadrinado de los hermanos los  hermanos “Jubiles”,  presentando  tres  disparos;  y,  finalmente,  el casero  de  Loma Candelas, Ramón Lara Gómez, “Larica”, de Marmolejo, que presentaba tres disparos en la región precordial y uno en el epigastro. Una de sus hijas fue herida en un muslo por bala de fusil. 

Un  día  antes  la  celada  de  la  Guardia  Civil  fueron también detenidos Teresa  Garrido Molina,  casera  de  “La Casilla  del Peligro", Manuel  Martínez  Martínez  y  Elena Pérez Contreras, padre y  madre  respectivamente  de Julia Martínez  Pérez,  de la que se conserva una fotografía dedicada a su novio Mateo Alcalá Cabanillas, del que esperaba un hijo. Al día siguiente, dentro del contexto de la emboscada y posterior asesinato, fue detenida Ana Peña Pedraja, esposa de Ramón Lara Gómez, y casera del cortijo de “Loma Candelas”,  única  superviviente  junto  a  sus hijas  que fueron utilizadas  como  cebo  para hacer salir a los “huidos rojos” de la casa.

Los  cuerpos  de  los  guerrilleros  asesinados  fueron expuestos públicamente en  el ayuntamiento de Marmolejo desde la 8 de  la mañana hasta las 14 horas de ese hastiado día, momento en el que varios guardias municipales y de campo, así como la novia de Mateo Alcalá Cabanillas,  la  joven  Julia  Martínez Pérez, identificaron los  cuerpos. Posteriormente, por orden del juez instructor, los médicos Julio Vizcaíno Perales y Manuel Más Pérez, realizaron las autopsias de los cadáveres en el cementerio de Marmolejo. Creemos que las son  un  documento  de un valor 
excepcional  en  estos casos de  reconstrucción  de los hechos.  Por  ello,  nos gustaría pasarle  el  sumario  a algún  especialista  en  la  materia, pues creemos que lejos de  los  informes  y  méritos  que  se arrogan la guardia civil y demás copartícipes, la gran mayoría fue detenida y ajusticiada allí mismo de un disparo en la cabeza, sin posibilidad alguna de defenderse; al igual que días antes había sido exterminada la llamada “partida” de los Hermanos Jubiles.

La  fosa  común  donde  descansan  estos  guerrilleros republicanos se encuentra  en  el cementerio  de Marmolejo (Jaén), y cabe  la  posibilidad  (si encontramos  al  hijo  de Mateo Alcalá Cabanillas u otros familiares) de exhumarla y darle definitivamente una sepultura digna que repare, en la medida de lo posible, el olvido y el ostracismo al que han sido condenados. La fosa se encuentra delimitada con  una pequeña  lápida,  una inscripción y una cruz católica (¡) desde mediados de los años ochenta del pasado siglo, gracias a la antigua corporación socialista.

Hay,  sin  duda,  muchísima  más  historia  que  contar sobre estos crímenes,  pero  por  el momento, solicitamos vuestra ayuda en la materia. Gracias.

Para contactar con nosotros lo puede hacer por alguno de los medios abajo indicados.


Apartado de correos nº 47-23790.
Porcuna (Jaén)
nombresporcuna@gmail.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario