Lo Último

557. Entrevista al general Miaja, 1937





Con sinceridad General ¿Qué situación vivimos realmente en Madrid ahora mismo?

La situación de Madrid es dura. Que nadie se haga ilusiones de que el peligro ha pasado porque la quietud del enemigo está impuesta por la inclemencia del  tiempo. Pero que nadie lo dude y lo diremos muy alto para que llegue a los oídos de todos: Madrid continuará en su puesto, sin ceder un solo paso al enemigo.


¿Qué moral tienen nuestros hombres, los que se baten en el campo de batalla?

Alta, muy alta. Los elementos con los que cuenta Madrid para su defensa para ser vencidos requiere muchas cosas. No creo que en las trincheras de enfrente dispongan de esas cosas para derrotar al ejército del pueblo.


Cómo presidente de la Junta de Defensa de Madrid ¿Qué tiene que decir a todos los madrileños?

Como presidente de la Junta Delegada de la Defensa de Madrid diré con gran satisfacción, que con el espíritu, valor y la abnegación de mis colaboradores no solo rechazaremos al enemigo sino que lo llevaremos a muchos kilómetros. A pesar de los alemanes e irlandeses que tienen en sus filas.


¿Qué puede comentar acerca de la disciplina del Ejército del Pueblo?

Verá, le puedo decir que las Milicias van entrando en caja y disciplinándose. Llegarán a constituir, si es que no se ha logrado ya, un formidable ejército que tendrá en su haber, la sensación del deber cumplido. Quienes supusieron que la disciplina estaba relajada o mintieron a sabiendas, han cometido un grave error. No quieren tener en cuenta que nosotros tuvimos que improvisarlo todo. Ahora puedo afirmar de una manera rotunda y categórica que tengo absoluta seguridad en el triunfo.


El Heraldo de Madrid
2 de febrero de 1937




No hay comentarios:

Publicar un comentario