Lo Último

691. Carta de Juan Carlos a su padre





La carta que se trascribe a continuación fue escrita por el entonces príncipe Juan Carlos a su padre, Don Juan, para informarle que Franco le había comunicado su elección como sucesor a título de Rey, saltándose el orden de sucesión histórico.


En el libro "Don Juan" de Luis María Ansón, se detalla la reacción de Don Juan, al que denomina "El Rey", tras leer esta carta:

El marqués de Mondéjar llega a las diez menos veinte. Lema le acompaña hasta el despacho del Rey. Mondéjar se cuadra ante Su Majestad, da un taconazo e inclina la cabeza.

- Señor –dice con los ojos bajos-, le traigo a V.M. esta carta del Príncipe.

Don Juan la toma entre sus gruesas manos de lobo de mar, la abre y la lee lentamente. Está escrita con letra clara y firme. Al terminar la lectura, Don Juan deja la carta abierta sobre la mesa del despacho.

- Dios dirá… -musita- y se le humedecen los ojos. ¡Qué le vamos a hacer!



*


Carta del Príncipe Juan Carlos comunicando a Don Juan la propuesta de Franco como sucesor a título de Rey, 15 de julio de 1969.


Queridísimo papá:

Acabo de volver de El Pardo adonde he sido llamado por el Generalísimo; y como por teléfono no se puede hablar, me apresuro a escribirte estas líneas para que te las pueda llevar Nicolás, que sale dentro de un rato en el Lusitania.

El momento que tantas veces te había repetido que podía llegar, ha llegado y comprenderás mi enorme impresión al comunicarme su decisión de proponerme a las Cortes como sucesor a título de Rey.

Me resulta dificilísimo expresarte la preocupación que tengo en estos momentos. Te quiero muchísimo y he recibido de ti las mejores lecciones de servicio y de amor a España.

Estas lecciones son las que me obligan como español y como miembro de la Dinastía a hacer el mayor sacrificio de mi vida y, cumpliendo un deber de conciencia y realizando con ello lo que creo es un servicio a la Patria, aceptar el nombramiento para que vuelva a España la Monarquía y pueda garantizar para el futuro, a nuestro pueblo, con la ayuda de Dios, muchos años de paz y prosperidad.

En esta hora, para mí tan emotiva y trascendental, quiero reiterarte mi filial devoción e inmenso cariño, rogando a Dios que mantenga por encima de todo la unidad de la Familia y quiero pedirte tu bendición para que ella me ayude siempre a cumplir, en bien de España, los deberes que me impone la misión para la que he sido llamado.

Termino estas líneas con un abrazo muy fuerte y, queriéndote más que nunca, te pido nuevamente, con toda mi alma, tu bendición y tu cariño.

JUAN CARLOS



No hay comentarios:

Publicar un comentario