Lo Último

736. Salvador Maturana Navarro.


Salvador Maturana nació en La Unión, cerca de Cartagena,  el 29 de diciembre de 1911. Ingresó en la Armada el 2 de enero de 1931 como Cabo de Cañón. Durante la guerra, después de los cursos correspondientes y reglamentarios fue promovido Alférez de Navío y Teniente de Navío del Cuerpo General de la Armada. Marchó al exilio desde Cartagena con la Flota el 5 de marzo de 1939 como Director de Tiro de Artillería en el destructor “Almirante Antequera”. Llegó a Bizerta, Túnez, y fue internado en el campo de concentración de Meheri-Zebbeus. En julio de 1939 los franceses lo mandaron a una compañía de castigo, en el desierto de Gabès, en Túnez.  Después fue mandado con esta compañía a Argelia, a Khenchela donde deben construir una carretera en la montaña. Aquí el invierno es tan crudo que se quedan aislados por la nieve y sólo tienen para comer bellotas hervidas.

En el momento del desembarco de los aliados en África, el 20 de noviembre de 1943, Salvador Maturana ingresó en el “Corps Franc d’Afrique”, en la Novena Compañía del III Batallón que tiene por objetivo unirse a los aliados para enfrentarse a las fuerzas del Eje. La Novena compañía está formada mayoritariamente por españoles y por marinos republicanos que siguen al que fue almirante de la Flota republicana, Miguel Buiza y que está al frente de esta compañía. Lucharon contra el African Korps en la campaña de Túnez y esta compañía liberó el 8 de mayo de 1943 la ciudad de Bizerta tras una encarnizada lucha.

Vencidas las fuerzas alemanas e italianas, en agosto 1943 se formó en Marruecos la 2º División Blindada de Leclerc. Allí, con otros muchos republicanos españoles, se enroló Salvador Maturana. Desde septiembre hasta la primavera de 1944 los hombres de esta División seguirán un entrenamiento intensivo con material de guerra americano, moderno y de calidad, dotados con vehículos semiorugas, llamados half-tracks, ametralladoras, morteros, cañones anticarro y bazookas. Esta División Blindada francesa es la que se integrará a las fuerzas Aliadas en Inglaterra en el desembarco de Normandía.
Salvador Maturana ingresó en la 11ª Compañía de Apoyo (CA) de la 2ª División Blindada de Leclerc y, por su experiencia y conocimientos fue instructor en la sección de Obuseros de 75 de la CA. La 2º División Blindada de Leclerc no pudo desembarcar hasta el 1º de agosto, cuando los puentes flotantes fueron suficientemente seguros para soportar los blindados. Los half-tracks de la 9º Compañía, formada por españoles y que llamaban la “Nueve” (directamente en castellano debido a la nacionalidad de sus miembros) fueron “bautizados” con nombres de batallas de la Guerra de España y Salvador Maturana, con dotes de pintor, junto con Antonio van Baumberghen, pintó los nombres con pintura blanca. Unos días después de su desembarco la 2º División Blindada de Leclerc entró en combate. Libró grandes batallas, particularmente en Ecouché hasta llegar a Paris.

El 24 de agosto de 1944 a las 8’30h de la noche entró la primera tanqueta de la Nueve en Paris. Al día siguiente, hacia el medio día, Salvador Maturana entró con el resto de la División. Los blindados tuvieron refriegas por todo Paris con las bolsas de resistencia alemana hasta la rendición de la capital. El sábado 26 de agosto es el día del desfile por los Campos Elíseos con Charles de Gaulle y Leclerc a la cabeza. Salvador recordaba con particular emoción el alto que hizo con su coche oruga al pie de las torres de Notre-Dame. Cuando se vio allí pensó que pronto volvería a España, que por fin habían vencido al fascismo.
La columna hizo un breve descanso en el Bois de Boulogne. En septiembre debieron reemprender la marcha hacia Alemania integrados dentro del ejército americano. Su ruta fue un rosario de duros combates, Andelot, Dompaire contra la 112ª Panzer-Brigada, Châtel, Vaxoncourt, Vacqueville contra una de la más prestigiosa unidad de la Wehrmacht, Badonviller hasta que penetraron en Estrasbourgo. En febrero fueron mandados a Chateauroux, luego redujeron la bolsa de Royan y en abril 1945 cruzaron el Rin y llegaron al Danubio. Desde allí, se dirigieron a los Alpes y  llegaron hasta Berschtesgaden, la guarida del Hítler, el Nido de Aguilas.

En Berschtesgaden, la División Leclerc se deshizo. Salvador Maturana volvió a Paris. Allí conoció a su mujer, Luisa, hija de exiliados. Tuvo una hija y vivió en Francia hasta que pudo volver a España, a Cartagena, hasta su fallecimiento. 



Victoria Fernández.




No hay comentarios:

Publicar un comentario