Lo Último

793. Atado y bien atado




 
“... acabo de jurar, como sucesor, a título de Rey, lealtad a Su Excelencia el Jefe del Estado y fidelidad a los Principios del Movimiento Nacional y Leyes Fundamentales del Reino.

Quiero expresar, en primer lugar, que recibo de Su Excelencia el Jefe del Estado y Generalísimo Franco, la legitimidad política surgida del 18 de julio de 1936, en medio de tantos sacrificios, de tantos, sufrimientos, tristes, pero necesarios, para que nuestra Patria encauzase de nuevo su destino.

(…)

Mi General: Desde que comencé mi aprendizaje de servicio a la Patria me he comprometido a hacer del cumplimiento del deber una exigencia imperativa de conciencia. A pesar de los grandes sacrificios que esta tarea pueda proporcionarme, estoy seguro que 'mi pulso no temblará' para hacer cuanto fuere preciso en defensa de los Principios y Leyes que acabo de jurar”.

Jura como sucesor en la Jefatura del Estado
23 de julio de 1969


“Mi pensamiento va en estos momentos a nuestro Jefe de Estado, que con mano firme y segura ha marcado el camino por donde deben discurrir los destinos de nuestra patria”.

En la cena ofrecida por el alcalde de Barcelona
7 de febrero de 1970


“Vosotros estáis integrados en una organización que, de acuerdo con el artículo 8 de los Estatutos del Movimiento, hace de vuestras tareas un servicio activo a los Principios del Movimiento y Leyes Fundamentales del Reino, Habéis jurado servir a España; yo, también; habéis jurado fidelidad a los Principios del Movimiento y a las Leyes Fundamentales; yo, también; habéis jurado lealtad a Franco y a lo que Franco significa; yo, también; queréis para España el esfuerzo continuado que le asegure su grandeza y su lealtad; yo también quiero lo mismo”.

En el acto de clausura del Consejo General de la guardia de Franco
10 de febrero de 1970


“Habéis luchado durante más de un siglo por mantener las más puras esencia de nuestra Gloriosa Tradición y encontraréis en la Monarquía la expresión fiel de los ideales que con tanto esfuerzo y generosidad habéis buscado”.

Audiencia de los Requetés
13 de febrero de 1970


“La tarea en que estamos comprometidos responde a las constantes históricas de nuestra Monarquía secular y, por ello, Franco ha querido dejar bien sentado que sea esta forma de gobierno tradicional la que herede al Estado surgido con el esfuerzo y la sangre de los mejores. He jurado lealtad a los Principios Fundamentales del Movimiento, ideales por los que murieron vuestros compañeros en la Cruzada. Sobre estos ideales tenemos que basar el desarrollo del país, buscando sin desmayo la grandeza de España”.

A los alféreces provisionales
3 de marzo de 1970


“... hasta la propia vida, en un haz de virtudes que difícilmente se encuentran juntas y de las que tenemos el mejor ejemplo en el Generalísimo Franco, que nos ha dado constantes muestras a lo largo de una vida entregada a la Patria”

Acto de imposición de fajas a la CLXVI promoción de la Escuela de Estado Mayor
4 de mayo de 1970

“Recuerdo al heroico general Millán Astray, que con el apoyo de mi abuelo el Rey Alfonso XIII fundó la Legión; al que fue vuestro segundo jefe, el coronel Valenzuela, muerto en campaña, y, sobre todos, al Generalísimo Franco, Capitán vuestro, Capitán de España en momentos azarosos y difíciles, del cual os traigo un cariñoso saludo. Seguid siempre su ejemplo, imitadle en sus virtudes, mantened su espíritu (...)”

Cincuentenario de la fundación de la Legión
19 de septiembre de 1970


“Mi recuerdo y el de todos vosotros va en estos momentos hacia el comandante de la primera Bandera, nuestro Generalísimo Franco, de quien os traigo un cariñoso saludo. Su prestigio militar, alcanzado en estas tierras, su victoria en la Cruzada, su obra ingente en la paz señalando la base de nuestro desarrollo y nuestro progreso, hacen que aquí, ante esta guarnición de Ceuta y ante la Legión, a la que tanta gloria dio, le expresamos el profundo reconocimiento de los soldados de España”.

A la guarnición de Ceuta en el L Aniversario de la Legión
21 de septiembre de 1970


“Aquí murieron, como en tantos lugares de la Patria, lo mejor de nuestras juventudes, encuadradas en unidades del Ejército, Banderas de Falange y Tercios de Requetés, unidas por unos ideas que en lo fundamental nos hermanan a todos. Esta unidad en los Principios Fundamentales la tenemos que mantener siempre, como tantas veces nos ha repetido el Generalísimo”

Visita a la ciudad de Belchite
13 de octubre de 1970


“Al recibir con emoción profunda esta Gran Cruz con que Su Excelencia el Generalísimo ha querido distinguirme, la tomo más que como un premio, como una obligación que me impongo de trabajar, cada día con más entusiasmo si cabe, para mejor cumplir la misión que me han encomendado”.

Al serle impuestas las insignias de la Gran Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo 17 de mayo de 1971


“Al evocar las virtudes castrenses, quiero rendir el respetuoso y sincero homenaje al Generalísimo, cuya vida entregada por completo a la Patria ha de servirnos de guía en nuestra vida familiar”

Entrega de despachos a nuevos sargentos en la Escuela de Aplicación del Ejército de Tierra
29 de abril de 1972



“Creo que, junto con el mantenimiento de la paz y de la unidad, la gran tarea de nuestra generación consistirá en continuar y perfeccionar la política social emprendida por el régimen. (…) España posee las Leyes Fundamentales, que indican el camino que deberá seguir el desarrollo político en el futuro”

Entrevista concedida a la revista italiana Famiglia Cristiana
18 de diciembre de 1972


“En esta Capitanía General de Canarias, desde donde salió el Generalísimo para dirigir el Movimiento que habría de librar a la Patria del caos y del desorden, quiero testimoniaros sus saludo más afectivo, como expresamente me lo ha encargado, y al mismo tiempo pediros que mantengáis viva vuestra fe en un espléndido futuro, que será el premio al trabajo y al esfuerzo de todos los que soñamos con la grandeza de España”

Salón del trono del Palacio de Capitanía de Tenerife
1 de marzo de 1973

 


Del libro: “Palabras de su Alteza Real el Príncipe de España Don Juan Carlos de Borbón y Borbón”
Ediciones del Movimiento, 1974



2 comentarios:

  1. Siempre lo he dicho, este tío es un pérjuro sin honor, palabra ni honra.
    Cómo se puede confiar en "el borbón". Puso a los hijos del "movimiento" en el gobierno y todos los partidos acataron sus órdenes al hacer lo mismo en sus ejecutivas. En fin....

    ResponderEliminar