Lo Último

833. La muñeca grande y la pequeña






Voy a contaros una historia de una pequeña refugiada:

Una vez organizamos una pequeña fiesta para niños con el fin de escoger entre la multitud de pequeños veinticinco, para un proyectado hogar. Todos los niños recibieron juguetes. Una niña vino tímidamente hacía mí y me pregunto si no podría darle yo, en vez de la muñeca grande y bonita que le había tocado, otra que había sobrado y que a la vista era menos bonita. “Ya comprendo – dije yo-; porque la muñeca pequeña puede cerrar los ojos, verdad?”  No –dijo la pequeña-, pero mira la grande no me la puedo llevar al refugio cuando hay alarma de aviación por la noche, y en casa a lo mejor cae una bomba”.

Así piensan ahora los niños.

Pero la pequeña se halló entre los veinticinco que fueron escogidos para el nuevo hogar. El día de la apertura del hogar le pregunté: “Bien, ¿y qué tal le va a la señorita Muñeca? Y acariciando a la muñeca inclinó la cabeza y dijo vacilando: “Si yo hubiera sabido que iba a entrar en el hogar habría cogido la grande”


Del libro: “Los niños españoles y las Brigadas Internacionales”
Editado por el Comité pro-niños españoles de las Brigadas Internacionales
Marzo 1938


No hay comentarios:

Publicar un comentario