Lo Último

1191. Las derechas compran conciencias por cinco duros y votos por un colchón.




       
María Torres/ 18 noviembre 2014

Hoy vamos a compartir con vosotros una curiosa noticia publicada en la segunda página de El Heraldo de Madrid el 18 de noviembre de 1933, un día antes de la celebración de la la primera vuelta de las segundas elecciones generales de la Segunda República Española, las primeras en que las mujeres ejercían el derecho al voto.

Obtuvieron mayoría los partidos de centro-derecha y derecha, lo que dio lugar al bienio radical-cedista o bienio negro de los años 1933-1936.

La noticia es la siguiente:

«Las derechas compran conciencias por cinco duros  y votos por un colchón.

Realiza las operaciones ¡¡un jefe de Mesa de uno de los colegios del distrito de Chamberí!!

Un afiliado a Acción Popular, jefe de Mesa de uno de los colegios electorales del distrito de Chamberí, se ha estado dedicando estos últimos días a la tarea de «distribuir» colchones entre los pobres del distrito. Eso sería una obra de caridad... si no fuera por el pequeño detalle de que por cada colchón exigía la entrega «sólo por unas horas» de la cédula de identidad del beneficiado.

Al pedirle por teléfono cierta persona que nos ha puesto al tanto del asunto que atendiera a un camarero sin trabajo que suma cuatro votos con sus familiares, el aludido señor le dijo :

—Aquí, en casa, ya no tengo colchones. Dígale que vaya de siete a nueve a la avenida de Pablo Iglesias, 15, sótano; que pregunte por mí y saldrá satisfecho. Le daremos también unos duros, pero que no dejen de llevar la cédula.

Y la presente fotografía muestra la portada de la mencionada casa de la avenida de Pablo Iglesias con ¡qué extraña prevención! dos guardias que pasean continuamente por el portal.

¡Qué harán allí esos guardias! ¡Ah!, ya..., será tal vez para que nadie desvalije a quienes, después de «dejar por unas horas» su cédula a los de Acción Popular, salgan de aquel antro con unos duros en el bolsillo y el vale de un colchón.

Lo gracioso es que la mayor parte de los afortunados que han cogido esas cantidades serán los primeros en votar mañana con otro cualquier documento que identifique su personalidad, y cuando vayan a votar los de las cédulas «adquiridas»... ¡Les van a dar pocas!»


Acción Popular, fue un partido confesional católico fundado el 29 de abril de 1931 con el nombre de Acción Nacional. Por no estar autorizado el empleo del término nacional para designar instituciones u organismos no estatales, cambió su denominación por Acción Popular.

El objetivo del partido era la «salvación político-social de España». Núcleo aglutinante de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA), surgió como un frente político para defender la religión católica, la propiedad y la familia. Su promotor, Ángel Herrera Oria, más tarde obispo de Málaga (1947), era a su vez director de El Debate, que pasó a ser el órgano oficial del partido.

En octubre de 1931, tras la renuncia de Herrera Oria, se constituyó un comité dirigido por José María Gil-Robles, junto a Antonio Goicoechea y el conde de Vallellano. Las Cortes constituyentes de 1931 contaron con cinco diputados de Acción Nacional.

Parece ser que el asunto de colchones a cambio de votos no fue una práctica puntual. Dolores Ibarruri, resultó detenida tras un mitín celebrado el 1 de enero de 1936, por pedir al público que no tomasen los colchones con los que se decía que la derecha compraba los votos, «porque esos colchones no sirven más que para descansar los cuerpos deshechos de nuestros maridos e hijos maltratados en las comisarias y cuarteles.»






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada