Lo Último

1531. El comandante que vino de lejos

Oliver Law
(Texas, 23 de octubre de 1899 - Villaviciosa de Odón, Madrid, 9 de julio de 1937)





Brunete, verano de 1937: en plena batalla, un balazo parte el pecho de Oliver Law. 

Oliver era negro y rojo y obrero. Desde Chicago, se había venido a pelear por la república española, en las filas de la Brigada Lincoln. 

En la brigada, los negros no integran un regimiento aparte. Por primera vez en la historia de los Estados Unidos, blancos y negros están mezclados. Y por primera vez en la historia de los Estados Unidos, soldados blancos han obedecido las órdenes de un comandante negro. 

Un comandante raro: cuando Oliver Law daba orden de ataque, no contemplaba a sus hombres con prismáticos, sino que se lanzaba a la pelea antes que ellos. 

Pero raros son, al fin y al cabo, todos estos voluntarios de las brigadas internacionales, que no combaten por ganar medallas, ni por conquistar territorios, ni por capturar pozos de petróleo. 

A veces, Oliver se preguntaba: 

—Si ésta es una guerra entre blancos, y los blancos nos han esclavizado durante siglos, ¿qué hago yo aquí? ¿Qué hago yo, un negro, aquí? 

Y se contestaba: 

—Hay que barrer a los fascistas. 

Y riendo agregaba, como si fuera chiste: 

—Algunos de nosotros tendrán que morir haciendo este trabajo. 


Eduardo Galeano
Espejos. Una historia casi universal







No hay comentarios:

Publicar un comentario