Lo Último

1648. Bonifacio Martín Puerta

Homenaje a Bonifacio Martín Huerta en abril de 1936. Cementerio de La Carriona de Avilés
(Archivo de la Fundación José Barreiro)



María Torres / 15 Octubre 2015

Bonifacio Martín Puerta, concejal socialista por Oviedo, fue fusilado el 11 de octubre de 1934 durante la represión de la Revolución de Octubre.

Había nacido en Torrelobatón (Valladolid), el 14 de mayo de 1870. En su juventud se trasladó a Oviedo, ciudad en la que comenzó a trabajar como encuadernador, consiguiendo montar su propio taller.

Según los datos de la Fundación Pablo Iglesias, fue Secretario de la Sociedad de Tipógrafos y Oficios Similares, vocal de la Junta de Reformas Sociales y presidente del Centro Obrero de Oviedo. Participó en la constitución de la Federación Socialista de Asturias en 1901 representando a la AS de Oviedo. En 1904 participó en la fundación de la Juventud Socialista de Oviedo. Fue presidente de la AS de dicha localidad en varias ocasiones (1908, 1913…) y tesorero de la Federación Socialista Asturiana en 1915. Al constituirse ese mismo año el Sindicato de Labradores Asturianos fue nombrado tesorero del mismo y al crearse la UGT de Asturias en febrero de 1921 fue elegido presidente de su Comisión Ejecutiva. Fue elegido concejal del ayuntamiento de dicha ciudad en 1903, permaneciendo en el cargo durante más de treinta años y siendo presidente de la minoría socialista, alcalde accidental en varias ocasiones y primer teniente de alcalde en 1934. 

Durante la huelga general de agosto de 1917 estuvo preso y deportado. Asistió al VII Congreso de la UGT en 1902 como delegado de los constructores de calzado, los pintores y los panaderos de Oviedo y al XIV Congreso en 1920 como delegado de las cerilleras y los obreros de oficios varios de Oviedo. Representó a la AS de Oviedo en el VI Congreso del PSOE en 1902; a la Federación Socialista Asturiana en el Congreso Extraordinario en 1919 y fue delegado al XIII Congreso en 1932, donde fue propuesto para formar parte de la Comisión de «programa municipal».

En septiembre de 1933 formó parte de la candidatura republicano-socialista al Tribunal de Garantías Constitucionales. Fue presidente de la Federación Local de Sociedades Obreras, siendo uno de los firmantes de la Alianza Obrera en marzo de 1934 representando a la UGT y miembro del Comité Revolucionario durante la revolución de octubre del mismo año. No se conocen bien las circunstancias, pero el hecho es que fue fusilado en Oviedo el 11 de octubre de 1934, durante la represión de la revolución. En su lápida se lee: «Concejal del Ayuntamiento de Oviedo, vocal del Tribunal de Garantias Constitutionales. Muerto en la Correduara durante los sucesos revolucionarios de octubre de 1934»

Su hijo Lorenzo Martín Conde, nacido en 1896, empleado de oficina,  fue miembro de la UGT y afiliado a la AS de Oviedo desde 1929. Al producirse el golpe de Estado de julio de 1936 se trasladó a Gijón donde perteneció al Sindicato Profesional de Funcionarios de Previsión Social de la UGT y fue presidente de la AS. Desde noviembre de 1936 representó a ésta en la Junta de Socorros creada por la Consejería de Hacienda del Consejo Interprovincial de Asturias y León. El 9 de septiembre de 1937 fue nombrado miembro de la Comisión de Evacuación en representación del PSOE y de la UGT de Asturias. Al caer ésta en octubre fue detenido a los 41 años y condenado a cadena perpetua en Consejo de Guerra celebrado el 22 de enero de 1938, siéndole conmutada la pena. Al salir en libertad condicional se trasladó a México, país al que se habían exiliado sus hermanos. Ingresó en 1953 en la Agrupación Socialista Española. Falleció en México el 14 de junio de 1956.

Un segundo hijo, Félix Martín Conde, nacido en 1901, de profesión encuadernador como él, ingresó en la AS de Oviedo en 1932. En 1934, tras el fusilamiento de su padre se marchó a Francia, temiendo correr la misma suerte que él. En abril de 1936, en el III Congreso de las JS de Asturias, fue elegido responsable del Secretariado Deportivo de las mismas. Al producirse el golpe de Estado de julio de ese año partió en la columna motorizada hacia Madrid bajo las órdenes de Francisco Martínez Dutor regresando a los pocos días. Con 36 años fue teniente del 228 Batallón de Infantería que combatió en Bilbao, Santander y Asturias. Al caer ésta en octubre de 1937 marchó a Cataluña donde fue teniente del 2º Batallón Disciplinario del XI Cuerpo de ejército en el frente de Aragón. Finalizada la guerra civil se exilió en Francia trasladándose posteriormente a la República Dominicana donde llegó en febrero de 1940 a bordo del buque De la Salle. En enero de 1942 llegó a México, donde perteneció a la Agrupación Socialista Española. Falleció en 1960 a causa de una embolia pulmonar

El tercero de sus hijos, Balbino Martín Conde, nacido en 1912, encuadernador y miembro de la UGT, perteneció a las Juventudes Socialistas de Oviedo desde 1930. Ingresó en la AS de la citada localidad en 1936. Durante la guerra española, con 24 años, fue teniente del 405 Batallón de la 72 Brigada y en el III Cuerpo de Ejército. Al finalizar la contienda se exilió en México donde perteneció a la Agrupación Socialista Española.



No hay comentarios:

Publicar un comentario