Lo Último

1676. Viernes, 6 de noviembre de 1936





El enemigo realiza los máximos esfuerzos por dominar a Madrid.

Se libran combates durísimos en los frentes del Centro. Único dilema: o vence la voluntad generosa del pueblo o el fascismo perseguiría a sangre y fuego, hasta extinguirlo, al proletariado.

El momento es grave; pero el ejército republicano no se dejará arrebatar las libertades conquistadas por la democracia española. 

Madrid está en peligro. Pero, como siempre, sabrá vencerlo. Madrid es un pueblo heroico que en las horas decisivas opone el pecho, como muralla, indestructible, a la metralla de los tiranos.

Pero el triunfo no se adquiere a poco precio. Lo conseguiremos a costa de un esfuerzo heroico y persistente, sin tregua ni desmayo.

¡Madrileños! Ha sonado para nuestro pueblo la hora decisiva. Sepamos ser dignos de la misión heroica que ha querido adjudicarnos la Historia”.

Heraldo de Madrid, viernes 6 de noviembre de 1936


*


El Ejército salvador, a las puertas de la capital roja.

En el cielo de Madrid entraron en combate nueve aviones nacionales y catorce aeroplanos rusos, de los cuales uno de los nuestros se perdió, cayendo el piloto en las líneas enemigas, y ocho rojos se desplomaron sobre los tejados de las casas.

Los rojos acuden a la inicua estratagema de bombardear Madrid desde el aire, para hacer ver que son los nacionales quienes lanzan bombas sobre la población civil.

Los aviones derribados en el combate aéreo sobre Madrid, pese a las mentiras de las radios marxistas, eran rusos. Nuestras tropas están a las puertas de Madrid donde entrarán en cuanto el mando lo disponga.

Heraldo de Aragón, viernes 6 de noviembre de 1936




No hay comentarios:

Publicar un comentario