Lo Último

2782. Nuestras derrotas no demuestran nada

Madrid, 1936.- Una mujer herida en el transcurso de una manifestación es socorrida por los Guardias de Asalto. EFE


Cuando los que luchan contra la injusticia
muestran sus caras ensangrentadas,
la incomodidad de los que están a salvo es grande.


¿Por qué se quejan ustedes?, les preguntan.
¿No han combatido la injusticia? 

Ahora ella los derrotó.
No protesten.

El que lucha debe saber perder
El que busca pelea se expone al peligro.
El que enseña la violencia no debe culpar a la violencia.


Ay, amigos.
Ustedes que están asegurados,
¿por qué tanta hostilidad? ¿Acaso somos
vuestros enemigos los que somos enemigos de la injusticia?

Cuando los que luchan contra la injusticia están vencidos,
no por eso tiene razón la injusticia.


Nuestras derrotas lo único que demuestran
es que somos pocos
los que luchan contra la infamia.
Y de los espectadores, esperamos
que al menos se sientan avergonzados.



Bertold Bretch
(Augsburgo, 10 de febrero de 1898-Berlín Este, 14 de agosto de 1956) 














3 comentarios:

  1. El pie de la fotografía no se corresponde con la verdad, no es una mujer herida en una manifestación.
    Es una mujer agredida al salir de misa por las bandas de grupos izquierdistas que en los meses anteriores a la guerra civil merodeaban por las puertas de las iglesias para agredir a los que iban a misa. La foto está publicada por el periodista valenciano afincado en sevilla Nicolás Salas (que falleció en 2018).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información José. Vamos a cotejarla y a modificar el pie de página, si procede.

      Eliminar
  2. Esa fotografía llevo más de 40 años viéndola en múltiples libros editados sobre la guerra civil,y en todos se extrae la misma secuencia,la de una señora de mediana edad, perteneciente a clase acomodada,de ahí,lo qué parece un coche antiguo de caballos, artilugio usado hasta bien entrados los años 30 por las clases más pudientes, probablemente miembros de la aristocracia, cómo otros muchos ciudadanos de la época previa al conflicto armado y en plena efervescencia del frente popular fueron objeto de multitud de ataques violentos producidos por las hordas más violentas,seguidores en su mayoría del incipiente partido comunista.

    ResponderEliminar