Lo Último

121. La cruzada del cardenal Gomá


 
El cardenal Isidro Gomá tomando juramento a alféreces provisionales.
Este personaje ideó el término "cruzada" para el levantamiento nacional.
 





“He preguntado al general Franco si la guerra duraría mucho, todavía. Franco me contestó: "No". Efectivamente precisa que la guerra termine. Pero no que termine con un compromiso, con un arreglo ni una reconciliación. Hay que llevar las hostilidades hasta el extremo y obtener la victoria por la punta de la espada. Que se rindan los "rojos" ya que han sido vencidos. No es posible otra pacificación que la de las armas. Para organizar la paz dentro de una constitución cristiana es indispensable extirpar toda la podredumbre de la legislación laica. Tengo la satisfacción de añadir que, hasta el momento presente, estoy perfectamente de acuerdo con el Gobierno nacionalista, que no da un paso sin consultarme y obedecerme".

"El representante del Ministro de Gracia y Justicia, aquí presente, es testigo de lo que os digo. "La reconciliación de los espíritus no tendrá lugar hasta después de terminada la lucha. Será un problema difícil, ya que la guerra ha causado inevitablemente divisiones profundas entre hermanos, en el seno mismo de las familias. Nos hallamos en una situación de confusión tal, que no sabemos cómo salirnos de ella. En el extranjero no hemos sido comprendidos".

"Se ha dicho que las bocas de todos los que han sido muertos por Franco se abrirán para morder al vencedor. No: son las bocas de los sacerdotes asesinados las que se abrirán para morder a sus asesinos".


Cardenal Isidro Gomá
Congreso Eucarístico de Budapest, 28 de mayo de 1938





2 comentarios:

  1. Era de esperar la reacción de la Iglesia católica. En el conflicto murió un tercio del clero (curas y monjas).

    ResponderEliminar
  2. Era de esperar la reacción de la Iglesia católica: un tercio del clero (curas y monjas) murió durante el conflicto.

    ResponderEliminar