Lo Último

1186. Años triunfales

Barcelona, 29 de enero de 1939



Media España ocupaba España entera
con la vulgaridad, con el desprecio
total de que es capaz, frente al vencido,
un intratable pueblo de cabreros.

Barcelona y Madrid eran algo humillado.
Como una casa sucia, donde la gente es vieja,
la ciudad parecía más oscura
y los Metros olían a miseria.

Con la luz de atardecer, sobresaltada y triste,
se salía a las calles de un invierno
poblado de infelices gabardinas
a la deriva bajo el viento.

Y pasaban figuras mal vestidas
de mujeres, cruzando como sombras,
solitarias mujeres adiestradas
-viudas, hijas o esposas-

en los modos peores de ganar la vida
y suplir a sus hombres. Por la noche,
las más hermosas sonreían
a los más insolentes de los vencedores.


Jaime Gil de Biedma
(Barcelona, 13 de noviembre de 1929 - Barcelona, 8 de enero de 1990)




2 comentarios:

  1. Es un texto excelente. De lo mejorcito que he leído sobre lo que supuso perder la guerra. Me gusta especialmente lo de «Media España ocupaba España entera...»

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una poesía fantástica, como tantas de Jaime Gil de Biedma.

      Eliminar