Lo Último

1166. Ayer, primer día de la defensa de Madrid.






La Libertad / 4 de noviembre de 1936

En la zona Sur del sector Centro, la briosa ofensiva de las tropas republicanas, apoyadas por las escuadrillas de Aviación y el cuerpo de tanques, realizó un movimiento envolvente sobre Torrejón de Velasco y Seseña, causando enormes bajas a los facciosos.
               
El arrojo impetuoso de nuestras fuerzas ha de continuar hoy para completar la destrucción de los contingentes enemigos que pugnan por acercarse a Madrid.

Ayer, primer día de la defensa de Madrid. Su rasgo principal es el de haber contenido el avance del Ejército enemigo y la conquista de nuevas posiciones Pero hay necesidad urgente, inaplazable, de hacerle retroceder. Es un ejército tembloroso de odio y de rencor, que obra a impulsos de su ideal de guerra, de matanza y de exterminio aunque para ello invoque móviles religiosos y sentimientos patrióticos, todos ellos tan falsos como la conducta de sus titulados caudillos. Es un ejército que ruge a las puertas de la ciudad, con silbidos de cañón, y brama sobre el Madrid laborioso y honrado con el estallido de bombas arrojadas por aviones asesinos de mujeres y niños indefensos. ¡Madrid, invicta y heroica ciudad, líbrate-y esta vez para siempre—del monstruo que intenta ahogar tu espíritu y martirizar tu carne con los tentáculos férreos del fascismo internacional! ¡Madrileños, si no queréis podriros en las cárceles; si no queréis que los moros, los legionarios y los asesinos reclutados en Italia, Alemania y Portugal saqueen vuestros hogares violen a vuestras mujeres y paseen a vuestros hijos ensartados en las bayonetas homicidas,  id hoy mismo, segundo día de la defensa de Madrid, a los frentes cercanos, con el alma y los músculos en tensión! Cometerá un crimen de lesa patria, será traidor a sí mismo, que es la traición más repugnante y cobarde, quien, encontrándose físicamente útil para ello, deje de hacerlo, abandonando así sus propios intereses materiales y morales y también la vida y la honra de su familia. ¡No, no habrá un solo madrileño que deje de cumplir con su deber! El fascismo quiere vivir a lomos de la España trabajadora y anhelante de justicia y de dignidad Pero España está dispuesta a dejar de existir antes que consentirlo ¡Sin duda, sin vacilación, sin cobardía, al frente, madrileños nobles, ciudadanos de quienes el Mundo espera una página histórica de magnitud universal. ¡Hoy es el segundo día de la defensa de Madrid! ¡Que tu actuación heroica rinda un parte de guerra que, aunque escrito con tu propia sangre, quede grabado con letras de oro en la Historia de la Libertad y de la Justicia!








No hay comentarios:

Publicar un comentario