Lo Último

1204. Carta de Eugenio Mesón a Juana Doña

Cárcel de Porlier (Madrid). 3 de Julio de 1941.


¡Ánimo Juani querida! Estoy en capilla, aquí en la misma celda, Guillermo y Mingo. No llores, Aprieta el corazón como lo aprietan diariamente millares de muchachas soviéticas que pierden la ilusión personal de su vida en los territorios de la frontera soviética. Sé que eres valerosa, y sobre todo comunista.

Muero con la tranquilidad de haber sido feliz contigo y haber permanecido siempre fiel a tu cariño.

En la amistad, en el cariño de los amigos y en Kuki, encontrarás un bálsamo para curar la herida que hoy queda abierta tan profundamente en tu joven corazón. Ten la seguridad de que muero concentrado en un solo recuerdo, tu figura, la de nuestro querido hijito y la bandera del Partido, que se ofrece victoriosa en tiempos próximos.

Ayer nos decías que si queríamos flores enviadas por ti. Sí, llévalas allí, a la fosa común, donde caigan nuestros cuerpos, que es lo único que de nosotros pueden fusilar. Si llegas a tiempo, aunque esté frío dame un beso, ¿quieres? Yo ya me llevo la esperanza y ¡estoy más contentito!

A madre, Valia, Pepito, Cheli, Antoñín, Kuki, cúbreles de besos. No quiero lágrimas, ¡Acción, acción y acción!

Eso es lo que necesita la juventud y la clase obrera.

Para ti mis postreros besos, muñeca mía. ¡Que seas feliz!

Te quiere, Eugenio.



-----oooOooo-----



Eugenio Mesón Gómez, secretario provincial madrileño de las Juventudes Socialistas Unificadas fue ejecutado al amanecer del 3 de julio de 1941 en las tapias del cementerio del Este, cuando aún no había cumplido 25 años. Dejó un manuscrito que los presos de la cárcel de Porlier entregaron al día siguiente de su fusilamiento a su compañera, Juana Doña.


Juana Doña Jiménez, la última mujer condenada a la pena de muerte por Franco. Gracias a la mediación de Eva Perón la pena fué conmutada por 30 años de prisión.  Estuvo 18 años presa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario