Lo Último

1628. Fête de L'Humanité 2015





“La verdad no solo se cuenta,
la verdad se milita”
Rodolfo Wash



María Torres / 19 septiembre 2015

Del 11 al 13 de septiembre se celebró en el parque departamental Georges Valbón en La Courneuve, París, la 80 edición de la Fête de l'Humanité (Fiesta de la Humanidad) organizada por el periódico que fundara en 1904 Jean Jaurès, L'Humanité. Este año la fiesta contó con la asistencia de más de medio millón de personas.

La primera Fête de la historia tuvo lugar el 7 de septiembre de 1930. Marcel Cachín, el entonces director del periódico, la concibió como una manifestación de la solidaridad proletaria, al mismo tiempo que un modo de generar ingresos para el sostenimiento del medio. Apenas acudieron mil personas. En 1936 se contó con la participación de otros países y se organizó un llamamiento de ayuda humanitaria a la República española. "Todo lo que es humano es nuestro", era el slogan.  La Fiesta se convirtió en un espacio de convergencia de las luchas sociales y el inicio de la lucha de la unidad de la clase obrera representada por el Frente Popular francés.

Tras cinco años de interrupción, motivada por el estallido de la Segunda Guerra Mundial, se reanudó su celebración en 1945 con la asistencia de un millón de personas. Fue la fiesta del reconocimiento de la labor al PCF en la resistencia y la liberación de Francia.

Búscame en el ciclo de la vida estuvo en la Fête este año para tomar parte en la presentación del Libro "Franco la muerte": 20 nouvelles contre l'oubli, del que soy coautora, junto a Patrick Amand, Alain Bellet, Antoine Blocier, Fréderic Berin-Denis, Didier Daeninckx, Jeanne Desaubry, Pierre Domengès, Patrick Fort, Maurice Gouiran, Gildas Girodeau, Hervé Le Corre, Sophie Loubiere, Roger Martin, Jacques Mondolini, Ricardo Montserrat, Chantal Montellier, Max Obione, Jean-Hghues Oppel y Gérard Streiff.


Primero, identificación y firma en la Sala Nina Simone donde se encontraba la Villa del Libro, que en esta edición contaba con la participación de 241 autores y era el corazón de la Fiesta de la Humanidad, una enorme librería en la que los autores no sólo están presentes para vender y dedicar sus obras, también para hablar y debatir con los lectores.


Dentro de la sala había una pequeña sección de libros en español. Apenas tres estanterías con títulos como Destinada al crematorio (Mercedes Nuñez Targa), El lector de Julio Verne (Almudena Grandes), Roja, Amarilla y Morada (Pedro Rico),  Decidme como es un árbol (Marcos Ana), entre otros.


Después se realizó la presentación oficial del libro en la Comisión Nacional del PCF, en la denominada "Hora Española". Abrió el acto Marie-Pierre Vieu, directora de ediciones de la editorial Arcane 17 y miembro de la coordinadora nacional del PCF, a la que agradezco uno de sus tweets citándome como "la beauté de la résistance espagnole". También tomó la palabra Gerard Streiff, el coordinador del libro, Patrick Amand, coautor y yo, la nieta de un republicano español, de un represaliado. Mis palabras fueron breves. Hable de la investigación sobre mi abuelo, agradecí que contaran conmigo como coautora del libro y resalté la importancia de militar en la memoria, incómoda para muchos, frente al olvido impuesto durante tantos años.


Después viví momentos divertidos y entrañables. Patrick Amand ataviado con un traje de brigadista -por convicción y provocación-, dibujaba junto a su firma en cada libro una bandera republicana. El grupo "Los Republicanos" creado especialmente para la ocasión ponía la música de fondo con las canciones de los combatientes antifascistas de la guerra española.


Los que adquirían el libro, muchos de ellos nietos de republicanos españoles nacidos en el exilio francés, se acercaban reclamando una dedicatoria "especial". Contaban la historia de sus abuelos, de sus padres resistentes antifranquistas. Valiosas historias anónimas, destiladas por el exilio, que no deberían quedar sepultadas.


Algunos al leer la dedicatoria se emocionaban, te daban un beso y las gracias por no olvidar. Otras veces la densidad del recuerdo impedía que pudieran articular palabra, tal sólo posaban una mano sobre mi hombro en señal de agradecimiento y se marchaban con los ojos húmedos.


Recuerdo especialmente a Olga, nieta de un republicano ejecutado en La Rioja y que espero que cuando lea esto, no olvide cuanto me gustaría rescatar la historia de su abuelo.


A las nueve de la noche tuvo lugar en el Ágora de l'Humanité un concierto con el grupo "Los Republicanos" como homenaje a los republicanos españoles. Canciones como ¡Ay Carmela!, Si me quieres escribir, Los solidarios, L'estaca, o poemas como España en marcha del gran Celaya. Lamentablemente no contó con mucha asistencia pues se había omitido del programa, pero el público fue llegando atrapado por el sonido de la música.


Debo resaltar el magnífico recuerdo a la República española y a los luchadores antifranquistas por parte de la Editorial Arcane 17 y L'Humanité, por parte de muchos franceses anónimos. Mi agradecimiento personal por no caer en el precipicio del olvido.



¡Volveremos!








"Los Republicanos" en el stand del PCF

Patrick Amand y Gérard Streiff. Al fondo Pierre Domengès con "Los Republicanos"


Con Patrick Amand

Maurice Gouiran, Patrick Amand, Antoine Blocier y María Torres



Con Olga

Patrick Amand





No hay comentarios:

Publicar un comentario