Lo Último

2048. Juan Antonio Modéjar López, in memoriam

El 17 de julio de 1939, en el Paredón de Paterna (Valencia) fusilaron a 19 personas de distintas partes de España. Por eso es conocido como el Paredón de España, aunque en Paterna se denomina El Terrer. Una de las víctimas de ese día fue Juan Antonio Mondéjar López.


Soy Juan Antonio Modéjar López, el primogénito de los nueve hijos que tuvieron mis padres José Modéjar Martos, nacido en Villa Nueva del Arzobispo, Jaén y Julia López Ramos, natural de Beas de Segura, Jaén. Mis padres se casaron en la iglesia Nuestra Señora de la Asunción el día 14 de septiembre de 1913. Tuvieron nueve hijos: Juan Antonio, Eloy, María Francisca, Cándido, Leopoldo, Demetria, María del Rosario, Carmen y Francisco.

Yo nací en el Cortijo Los Perales de Beas de Segura, donde estaban empleados mis abuelos maternos. El resto de mis hermanos nacieron en Arroyo del Ojanco, entonces pedanía de Beas de Segura. 

Mi padre José Mondéjar Martos, fue el último Alcalde Pedáneo de Arroyo del Ojanco durante la II República. Arroyo del Ojanco consiguió la segregación de Beas de Segura y su constitución como municipio independiente el 24 de enero de 2001, después de un largo proceso judicial.

Antes de que mi padre fuese desterrado, después de pasar por prisión, de donde lo sacaban para trabajar, pero no le daban comida como a ninguno de los presos, murieron de pequeños por distintas enfermedades cuatro de mis hermanos, aunque ya no podían visitarlos mis padres sabían dónde estaban. Después del destierro, cuando ya me habían fusilado, mi herma Carmen fue arroyada por un tren a la altura del puente de Carniceros en Mauel (Valencia), Línea Xàtiva/Vàlencia, en marzo de 1943. Tenía 12 años. En 1945 falleció mi hermano Eloy, a causa de una infección generalizada producida por una herida de bala en el frente cuando tenía 19 años.  La bala se quedó incrustada en la columna y nunca le operaron. Le pusieron un armazón para inmovilizarlo y los primeros años podía hacer vida relativamente normal, hasta que se fue deteriorando y se quedo encamado. Cuando murió tenía 29 años. La penicilina que le habían prescrito para curar la infección, “el remedio" como lo llamo mi madre,  llego dos años después de fallecer.

Por Eloy, supo mi familia cual era mi destino en el frente. Estaba en el puesto de transmisiones. Yo era militar. 

Habían perdido dos hijos más que sabían donde estaban y nunca supieron que me pasó a mí porque a diferencia de otras familias no les comunicaron nada. Tampoco hay constancia de que se lo comunicaran a mi esposa Concha, que vivía en el mismo pueblo en que había nacido: Ribarroja (Valencia). No tuvimos hijos.

Mis padres a veces decían: "podríamos ser once en la mesa y solo quedamos cuatro". Mi padre, desde que llegó a tierras valencianas hasta su muerte en 1968 en  Santjoanet (València) tuvo que ir cada 15 días al puesto de la Guardia Civil para firmar. Si cambiaba de domicilio lo tenía que comunicar también. Solía decir que si no nos hubiesen robado la República otro gallo hubiese cantado en este país. Mi madre sobrevivió a mi padre nueve años y con tanta perdida que había tenido decía  "me iré de este mundo con la pena de no saber que le pasó y dónde está mi Juan Antonio".

Antes de fallecer en 1977 le pidió a mi sobrino Francisco Modéjar Pons, que si algún día cambiaban las cosas que me buscara. Después de más de tres años de averiguaciones, el 17 de abril de 2016 supo el numero de fosa en que me encontraba. Fosa nº 7 del primer cuadrante a la izquierda en el cementerio de Paterna. Mi expediente está en el Archivo Militar de Ávila, aun clasificado. Así que hay cosas que todavía están por saber.

Saca del 17 de julio de 1939:

1. Juan Antonio Móndejar López, 24 años, Beas de Segura (Jaén)
2. José Pozo Sánchez, 25 años, Caravaca (Murcia)
3. Manuel Valverde Benítez, 32 años, Pocuna (Badajoz)
4. Ismael Valls Ferrer, 33 años
5. Salvador Llopis Espila, 40 años
6. Bartolomé Chapa Buendi, 41 años
7. Salvador Valls Molins, 53 años
8. Bautista Estelles Soriano, 28 años, Benicarló (Castelló)
9. Tiburcio Matín Serribes, 33 años
10.Juan Arin Melo, 32 años, Ontinyet
11.José Pastor Cañete, 27 años
12.Manuel Tormo Tormo, 32 años
13.Enrique Soler Gramaje, 43 años, Paterna
14.Jesús Reig Peña, 46 años, Tabernes Blanques (Valencia)
15.José Leiva Martínez, 52 años
16.Ángel Priyuelo Villacampa, 34 años
17.José Huguet Miralles, 27 años, Benimamet
18.Manuel Gómez Coll, 24 años
19.José Alcaide Muñoz, 43 años

Gracias a Vicent Gabarda Cebellán, por su libro, Els afusellaments al País Valencià (1938/1956) y de un suplemento especial que del mismo se extrajo para la revista El Temps el 25 de noviembre de 1985, que guardaba una vecina de mi pueblo,  pude encontrar la fecha que fusilaron a mí tío Juan Antonio y ahí empezar a tirar del hilo. El complemento especial de la Revista el Tems se titulaba: 2.238 afusellats a Paterna 1939-1956) “No hi ha redemció sense sang” Francisco Franco.

Gracias también a Matias Alonso Blasco que me ayudo a realizar pesquisas, a las asociaciones Represaliats de Paterna y la causa de Benifaio, -no los nombro porque no me quiero dejar a nadie-, ellos me pusieron en contacto con Miguel Mezquida Fernández arqueólogo y con Helena Villasante Claramonte, historiadora, que trabajan en la GRMHV. A todos ellos muchas gracias, por no rendirse e intentar recuperar y dignificar la memoria de los nuestros.


Charo Alarcón Tortosa


2 comentarios:

  1. Cuánto dolor para esos padres, cuanta injusticia para todo un pueblo

    ResponderEliminar