Lo Último

2275. Carta de Salvador Puig Antich a su hermana Merçona

Salvador Puig Antich 
(Barcelona, 30 de mayo de 1948 - 2 de marzo de 1974)




En diciembre de 1973 y desde la cárcel Modelo de Barcelona, Salvador Puig escribe a su hermana Merçona.


Barcelona - diciembre -1973

Merçona:

... Escribe ... Escribe. La inspiración se resiste. Hay tal galimatías en mí que al intentar expresar detalles o ideas es una verdadera batalla. 

Se que detrás las nubes, allí, aún muy lejos me espera quien es capaz de andar un mar, o saltar una montaña ? Porqué la niebla oscurece el paisaje? Y el sol, es que nunca llega? Dónde se han escondido las nubes de los cuentos? Han perdido la varita mágica?

Preguntas, cuestiones, interrogantes y puntos suspensivos. La imaginación ayuda o es la niebla que oscurece el paisaje? Decirte ... ¡tantas cosas! ... y que decirte?

Donde estén unos ojos que aportan las palabras!

Algún día te hablaré de mí pero espera. Espera que todo en mí explote, me exprima y deje reposar el peso. Cuantos más años tiene el vino, mejor sabor, más "bouquet".

Es ahora cuando empieza la batalla. "En guerra con mis entrañas". (...)

No. No quiero poner una palabras tras otra (demasiado fácil). Quiero mostrar sentimientos. Cómo darte las gracias, por tantas cosas?

Algunas veces -¡malditos años!- me tienta darte consejos. Yo? De qué? Por qué? Pocas cosas sé y menos explicarlas. Eres tu... tu sola ... y "porque vivimos a golpes" nosotros solos - cada uno-  nos hacemos  Recuerdo tus preguntas -muchas-, tu afán por saber. Sé, sin que tu lo supieras, como me impresionaban tus respuestas.

Y el perro (Rie), la cotorra, el caballo allá en el establo, y tu. Los estudios, los deberes, los amigos y tu. La ..., la familia, el cuñado (con perdón) y tu. Tu y yo. Hermanos. Ahijada y padrino. Y no, sin ironía, nos parecemos. Y más, Y más. Mucho más...

Has terminado ya de leerla? Guardala, rompela. Pero no dejes de mirar, allí, a lo lejos (Horizonte, mar, montañas). Es proyectándonos en el futuro, sintiendo el peso del presente, nuestra razón de ser.

"Siento esta noche / heridas de muerte / las palabras" (R. Alberti)

T ' estima.


Salvador


La carta ha sido transcrita de la página del MIL-GAC




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada