Lo Último

3454. ¿Que es el fascismo? I

Fotografía de Constantino Suárez



En nuestro afán y en nuestro odio contra el monstruo de la guerra se emplean muchas palabras que en su falta de contenido no se dice a los que ignoran lo que es y lo que representa el monstruo del Fascismo.

Es deber nuestro desnudarle presentándolo tal como es, porque él en sus propagandas procura explotar la ignorancia haciendo creer lo contrario. 

Por eso quisiéramos que esta exposición que haremos en sucesivos artículos, los leyeran los marinos para que sepan decir que el Marino Antifascista en la Armada Republicana lo es, no solo por el odio al crimen de los asesinos, sino también por convencimiento de la monstruosa doctrina. 

El fascismo cubre su careta con la lucha contra los «ROJOS», a los cuales presentan como destructores de la riqueza y de la civilización, con lo cual, ocultan ante la ignorancia su verdadero objetivo. 

En el fondo, el fascismo no es ni más ni menos que la guerra organizada y refinada de los déspotas y privilegiados contra los desposeídos o desheredados que aspiran a una democracia libre de privilegios y de castas opresoras.

Es la lucha de toda la historia, en que la casta opresora no quiere entregar su dominio y se organiza militarmente destruyendo cuanto se opone para afianzarse de nuevo, sometiendo y esclavizando la voluntad de los pueblos. 

Eso es el fascismo, pero siendo sin duda alguna el retroceso a los tiempos de la sombra y el látigo, no le puede proclamar, porque perdería adeptos en los mismos que le siguen, si bien en sus fuerzas son en su inmensa mayoría forzados, a los que obligan por el terror de la muerte.

El brutal apetito de mantener privilegios de placer y de dominio sobre las masas del pueblo que lucha y que quiere ser libre, lleva a las clases adineradas, banqueros y terratenientes, a organizar el combate con las armas mercenarias exterminando sin piedad alguna a cuantos defienden al pueblo. 

Sus fuerzas las reclutan en sus propias víctimas precisamente: tas reclutan entre la ignorancia y la miseria.

¿Qué saben lo que quieren los traidores generales, esos pobres imbéciles de moros y regulares? 

¿Qué saben esos pobres campesinos de Andalucía y Galicia, de Castilla y de Extremadura? 

A los primeros los trajeron a España engañados por las joyas y belleza de vuestras mujeres, cuyo cuerpo les ofrecieron, y los segundos fueron ganados por la fuerza de las armas obligándoles a combatir contra los que un día han de ser sus salvadores.


Un Marinero
La Armada, órgano oficial de los marinos de la República
Cartagena, 13 de marzo de 1937








No hay comentarios:

Publicar un comentario