Lo Último

1804. Algunos detalles sobre organización de un campo de exterminio

Mauthausen. Fotografía de Francesc Boix 


¡Mauthausen, fatídico nombre! ¡Mauthausen, campo de la muerte! ¡Mauthausen, cuyo nombre da escalofríos sólo con pronunciarlo!

Mauthausen fue, con Auschwitz, Buchenwald, Dachau, Flossenburg, Neuengamme, Sachsenhausen y Ravensbruck —este último de mujeres—, el término final de la odisea trágica de miles de españoles republicanos, hechos prisioneros por los nazis en Francia desde 1940 a 1944.

En Auschwitz —cerca de Cracovia, en Polonia—, en Sachsensausen —junto a Berlín—, en Flossenburg —entre Nuremberg y Pilsen, en la frontera alemano-checa—, en Neuengamme —cerca de Hamburg—, fueron encerrados un número reducido de españoles. En cambio, en Dachau —cerca de Munich— y Buchenwald — cerca de Leipzig—, hubo bastantes más, procedentes casi todos de las cárceles francesas, por haber participado en acciones armadas de la Resistencia Francesa contra los invasores alemanes. Otros habían sido fusilados en Francia pues, generalmente, cuando los nazis descubrían un republicano español, lo fusilaban inmediatamente. Muchas estelas hay diseminadas por el territorio francés, con las inscripciones: «Aquí fue asesinado un republicano español anónimo.»

El campo de Ravensbruck «albergó» a varias compatriotas nuestras, todas ellas miembros también de la Resistencia Francesa. Algunas de ellas fueron trasladadas a Mauthausen, en 1945, al evacuar aquel campo los nazis. Hubo españoles aislados que fueron encerrados en otros campos, donde perecieron. Este fue el caso en Terezin, en Checoslovaquia, donde estuvo, y murió, un solo español (oficialmente inscrito; no se sabe si los hubo «extraoficiales»). Pero el núcleo más importante de españoles fue deportado a Mauthausen.

Los campos de concentración fueron clasificados por los SS en tres categorías: la I, la II y la III.

Por ejemplo: Dachau y Sachsenhausen eran de la categoría I; es decir, la de los «recuperables».

Buchenwald, Flossenburg, Neuengamme, Auschwitz I, eran de la categoría II, Mauthausen fue clasificado en la categoría III; es decir, la de los «irrecuperables». La más terrible de todas.

La clasificación en estas tres categorías fue hecha por Reinhard Heydrich, uno de los principales jefes de las SS. Y dio el visto bueno Himmler, jefe supremo de las SS.

Los presos de Mauthausen eran considerados enemigos peligrosísimos del III Reich. De ahí su etiqueta de «irrecuperables», sin ninguna posibilidad de liberación. Ningún preso entrado allí debía salir con vida, tal era el designio de las SS. Además de la clasificación mencionada, dada por los altos dignatarios nazis, Mauthausen fue considerado como Vernichtungs Lager (campo de exterminio), en el lenguaje que los SS empleaban entre sí.

Esto no quiere decir que en los otros campos no se emplearan los mismos métodos que en Mauthausen. La clasificación de Heydrich sólo fue respetada en los primeros tiempos de su promulgación (enero de 1941). Más tarde, las mismas consignas fueron dadas para Auschwitz y Buchenwald, quedado sin efecto las primeras catalogaciones, puesto que la exterminación se practicaba metódicamente en la mayoría de los campos.

Que se sepa, Mauthausen fue el único campo donde nunca pudo penetrar la Cruz Roja Internacional, ni delegación internacional alguna.

El campo de Mauthausen, situado en la cima de una colina que domina el valle del Danubio, hubiera podido ser un paraje idílico, dado su situación geográfica, si no hubiera tenido el triste privilegio de ser construido para el exterminio de miles de personas. En una de las vertientes de la colina está situada la cantera de Wienergraben. Esta cantera pertenecía al ayuntamiento de Viena antes de la anexión de Austria de 1938. Los SS la adquirieron para explotarla con la mano de obra del campo, en el verano de 1938. Un grupo de prisioneros traídos de Dachau empezó la construcción de dicho campo. La mayoría de esos detenidos eran delincuentes comunes a los que, más tarde, se agregaron detenidos políticos austríacos y alemanes, destinados a trabajar en la cantera. La empresa de explotación de la cantera de Mauthausen era de los SS, y todo el producto de la extracción de la piedra iba a la «caja particular» de los SS. Es decir, el beneficio de su producción no servía al Reich alemán, sino integralmente a los SS, sin que éstos dieran cuenta a nadie de aquel «negocio». Para comprender eso es necesario explicar, brevemente, qué eran los SS y su organización.

SS era la abreviación de «Schutz-Stafel» (Secciones de Seguridad). El cuerpo de los SS fue constituido, en 1933, con los grupos de choque del partido nazi. No estaban subordinados a ningún organismo existente en Alemania. La fidelidad a su propio partido y al Estado tenía menos importancia que la «lealtad incondicional» al Führer. Habían sido creados para defender e imponer las ideas de su jefe, Adolf Hitler, y eran la emanación de su dictadura personal, dependiendo de la voluntad absoluta del Führer. De ahí el que se considerasen como hombres superiores, como una élite, como prototipos de una raza escogida, y que, por eso, sus poderes fueran ilimitados.

Estas, y muchas otras, eran las razones que hacían posible que sus actividades fuesen ultrasecretas. Poseían un estatuto privilegiado que hacía de ellos los instrumentos de la aplicación del estado de excepción, con la supresión total de las garantías del derecho individual y colectivo.

Hitler nombró a su hombre de confianza, Himmler, jefe supremo de esta organización (Reichsführer SS).

Todos los campos de exterminio nazis en Alemania, y en los territorios ocupados, fueron administrados y vigilados por los SS. Mauthausen se contó entre los más terribles de aquellos campos.


Mariano Constante
Los años rojos - Capítulo V - Mauthausen









25 comentarios:

  1. tremenda barbarie!!!!!
    Los presos políticos son una de las verguenzas más grandes de la humanidad
    Buen artículo , no conocía esos datos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En you tube hay infinidad de videos y testimonios de sobrevivientes del Holocausto Nazi y aquellos son también muy verídicos!

      Eliminar
  2. Todos los involucrados.... En esa maldad ....pagarán en el juicio de Dios!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya pagaron fué en la segunda guerra mundial.

      Eliminar
    2. Pocos pagaron, pocos se arrepintieron, y la mayoría de ellos fueron rehabilitados en un juego político vergonzoso.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. La pregunta porqué Dios permitió y aún permite tanta barvarie, no es contradictorio con su existencia misma

      Eliminar
    2. Para que Dios permita, primero hay que preguntarle si está de acuerdo, la sociedad sacó a Dios de sus vidas, de sus decisiones y Dios no es autoritario ni patotero. Esto fue decisión humana, no divina. Lo siento!

      Eliminar
    3. Dios, no tiene nada que ver en esto.

      Eliminar
  4. Uffffff no crean ustedes que ahora aunque diferente, también se mata mucha jente. Por desgracia, hay muchos intereses políticos de las grandes naciones. Creo yó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque el Holocausto debía ser un aviso para la Humanidad, lamentablemente se convirtió en un precedente, al que le han seguido muchos genocidios. La Humanidad no quiere aprender.

      Eliminar
  5. Y pensar que dicen que hay un Dios que todo lo ve,que sentirá al ver tanta crueldad.⁉

    ResponderEliminar
  6. Hay muchos escritos que ponen los pelos de punta ante semejante barbarie, pero todo lo que hicieron los comunistas y siguen haciendo no tiene tanta publicidad, aunque ellos también cuentan cuentan con millones de vidas asesinadas por el genocidio rojo. Hay que poner al descubierto a éstos, que sin campos de concentración antes cobrado la vida de millones de seres hermanos y siguen asesinando impunemente en todos los países que se proclaman comunistas.

    ResponderEliminar
  7. No se porque ese instinto asesino en muchos seres humanos se deben buscar soluciones porque nos continuamos aniquilando junto con nuestro planeta Tierra

    ResponderEliminar
  8. Me entristece cada vez que leo sobre esto, que crueldad, cómo olvidaron su humanidad? Con qué derecho privaban de la libertad y externinaron a millones de seres humanos? Fue una epoca negra de dolor y sufrimiento de niños jovenes adultos hombres y mujeres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos aprender de esta tragedia para que nunca sea olvidada.

      Eliminar
  9. verda cuando leemos esta pagina y imaginamos este gran crimen del siglo 20 digamos que los judios estaban victimas y nuestros corazones palpitan mucho como si fuimos nosotros que estuvimos en estos campos de concentraciones !!pero el tiempo ha pasado y toda la gente de este mundo hacen sus manos sobre sus pechos y respiran profundamende como si quieren rechasar esta imagen de sus memorias y meterla en el parte destinado al olvido !!verda esta gente que lloran siempre y que gritan el masacre intensivo de los judios no dan cuenta en este momento donde vivimos nosotros !! esta gente que estaban victimas y que dan lecciones al mundo entero tienen que hacer lecciones de paz y construir pontes que acercan la gente uno al otro con amor y no con guerra!! pero esta gente que estaban victimas ahora estan fuertes mas que los alemanes y controlan la economia del mundo entero pero hacen victimas peor lo que ha hecho Hitler y todo el mundo sierra sus ojos y no puede decir nada !! solamente un par de progresistas que critican y denuncian lo que hace israel con los palestinos !! familias matadas ninyos y viejos olivos y arboles ,plantas y tierras casas y chabolas encendidas y !!todo lo que puede hacerlo racistas de alemanya lo hacen lo quien estaban un dia victimas de los Nazis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que ocurre en la actualidad, ansolutamente deplorable, ni minimiza la tragedia que vivieron, porque la realidad es que fueron exterminados dos tercios de los judíos que vivían en Europa en 1939.

      Eliminar
  10. Las barbaries se,conjugan,con la ignorancia de,los,pueblos,más desprotegidos y siempre pagan,las,consecuencias del abandono el atropello la,muerte tanto por la:violencia,ejercida,por la,élite gobernante que aplica,el método comunista,dale migajas al pueblo más humilde y seguro l9 tendrás,comiendo en tu mano y aplastarlo cuando se le ocurra,protestar por falta,de medicamentos porqué quien ejerce el poder niega,total y absolutamente el acceso a,los,bienes y servicios públicos y los trasladan a manos,de militares ministros,y todo aquel que comulga,con las,formas más atroces de hacer de toda 7na,Nacion borregos que no tienen vos ni voto y dejan los privilegios para los enchufados Yoda su familia los demás mueren de mengua esperando meses y hasta años,mientras los,consume la,enfermedad que hironico suena el discurso de estos dementes

    ResponderEliminar
  11. Existe a hoy día un campo de concentración de 11 millones de personas.

    ResponderEliminar
  12. Cuba es el campo de concentración más grande del mundo

    ResponderEliminar
  13. Un terrible holocausto. Si el dios del pueblo judío los abandonó en este doloroso trance es porque sigue sediento de sangre y de víctimas como en la antigüedad.

    ResponderEliminar
  14. Cette hideuse barbarie ne doit jamais avoir lieu à l'avenir, l'homme doit respect à l'homme so semblable!!!

    ResponderEliminar
  15. Dios no lo permite, el ser humano si, esto y mas

    ResponderEliminar