Lo Último

3317. Campo de concentración

Republicanos españoles castigados, amarrados a un poste, en un campo de concentración de los amigos franceses


El suelo era de arena olvidadiza
donde no imprime rastro la pisada.
Y el cielo era penoso a la mirada
que ya sin esperanza era ceniza.

De aquella España oscura y de su liza
tan pura, y tan reciente y tan llorada,
apenas si una turba abigarrada
quedaba de su estirpe primeriza.

Aquello que fue gloria, era miseria.
Cuanto hubo de orgulloso, fue humillada.
Los héroes, carcomidos por los piojos,
más que alzada bandera, eran despojos,
memoria corrompida de soldado,
tristísimo espectáculo de feria.


Arturo Serrano Plaja
Versos de guerra y paz, 1945







No hay comentarios:

Publicar un comentario